Anatomía de Grey: El coronavirus será protagonista en la temporada 17 Anatomía de Grey: El coronavirus será protagonista en la temporada 17
Series de televisión

Anatomía de Grey: El coronavirus será protagonista en la temporada 17

Anatomía de Grey: El coronavirus será protagonista en la temporada 17

Se confirmó que la temporada 17 de la famosa serie Anatomía de Grey, va a indagar sobre el coronavirus. Una realidad que nos está tocando de cerca a todos.

El coronavirus ha llegado a distintas partes del mundo, provocando la enfermedad en muchas personas, el confinamiento para resguardar la salud y lamentablemente, hasta la muerte. No es un tema menor y es algo que muchos países todavía continúan enfrentándolo. Por esta razón, la serie Anatomía de Grey cree que es necesario indagar sobre dicha problemática.

De esta manera, Anatomía de Grey fue una de las primeras series en mover ficha para tocar el tema dentro de la ficción. La exitosa serie creada por Shonda Rhimes ha confirmado a EW que la temporada 17 mostrará la pandemia de coronavirus porque, en palabras de la productora ejecutiva Krista Vernoff “no era posible que una serie médica de larga duración no fuera a hacer la historia médica por excelencia de nuestro tiempo”.

Es su responsabilidad

El equipo de la serie se está reuniendo con personal sanitario real, como siempre han hecho para preparar las tramas, para tener testimonios de primera mano de personas que se han enfrentado al coronavirus en primera línea. Vernoff explica que esta vez no había risas ni anécdotas curiosas (que luego acaban inspirando las peripecias de Meredith Grey y los demás): Literalmente temblaban e intentaban no llorar, estaban pálidos y hablaban de ello como si fuera la guerra, una guerra para la que no habían sido entrenados”. Para la productora y el equipo de Anatomía de Grey, la serie tiene “una oportunidad y una responsabilidad para contar algunas de esas historias”.

Las veremos en la próxima temporada de la serie, que no ha podido empezar el rodaje todavía por culpa, precisamente, del coronavirus. La temporada anterior tuvo que despedirse con cuatro capítulos menos de los pensados al no haber podido terminar el rodaje antes de ser enviados a casa, y también con la salida de Justin Chambers.