fbpx Star Wars: ¿Por qué los Sith nunca dicen "que la fuerza te acompañe"?
Star Wars

Star Wars: ¿Por qué los Sith nunca dicen “que la fuerza te acompañe”?

Star Wars: ¿Por qué los Sith nunca dicen "que la fuerza te acompañe"?

La famosa frase “que la fuerza te acompañe” la hemos escuchado muchas veces en las películas de Star Wars, pero los Sith nunca la han dicho. Estos son los motivos.

A lo largo de las películas de Star Wars, los miembros y simpatizantes de la Orden Jedi usan “Que la Fuerza te acompañe” para hablar entre ellos, pero los Sith y otros acólitos del lado oscuro no tienen una tradición comparable. Una de las ideas centrales de la serie es que la Fuerza es un poder fundamental subyacente en todo el universo que puede ser aprovechado de manera tanto constructiva como destructiva por individuos que son capaces de aprovecharlo. Así que sería válida para ambos lados de la Fuerza. La frase, pronunciada por muchos de los usuarios de la Fuerza en las películas e incluso algunos de los personajes menos devotos como Han Solo, es un deseo de buena fortuna.

“Que la Fuerza te acompañe” se ha convertido en una conocida tarjeta de presentación de la franquicia de Star Wars en toda la cultura pop. Llegando a ser tan ampliamente reconocida como los sables de luz o los X-wings. Sin embargo, a pesar del hecho de que muchos de los villanos de la serie, como Darth Maul y Darth Vader, se encuentran entre sus personajes más emblemáticos, nunca han usado la frase.

Para dar una explicación tenemos que ir a las historias que actualmente se conocen como Leyendas.

En Star Wars la Fuerza se comparte entre todos los seres vivos y es reconocida por muchas culturas, la bendición de “Que la Fuerza te acompañe” está específicamente vinculada a la Orden Jedi. Siendo utilizada primero por sus precursores, la Orden primitiva Je’daii. Fue la labor de los Jedi por la República Galáctica lo que popularizó la frase. Como se muestra en Star Wars: Una nueva Esperanza (1977), ya que algunos miembros de la Alianza Rebelde lo habían adoptado como una despedida esperanzadora.

Al mismo tiempo, Chirrut Îmwe, un creyente no Jedi en la Fuerza, usó una variante espiritual (“Soy uno con la Fuerza. La Fuerza está conmigo”) como su mantra, que aparece en gran medida en Rogue One. Con este nivel de saturación galáctica, tiene sentido que los antiguos Sith hubieran elegido abandonar este eslogan cuando se separaron de la Orden Jedi. La idea de la fortuna que favorece a un individuo fuertemente conectado a la Fuerza no es desconocida para los Sith, por supuesto.

Al separarse Jedi y Sith adoptaron costumbres diferentes.

En su apogeo, la Orden Sith estaba muy bien versada en la tradición de la Fuerza. Pero su naturaleza despiadada y su falta general de solidaridad comunal naturalmente impedían un pensamiento extenso sobre los aspectos altruistas y bien deseados del lado luminoso de la Fuerza. Además, en el tiempo de la saga Skywalker de Star Wars, los números de los Sith estaban limitados por la Regla de Dos y siempre había cierta rivalidad entre alumno y maestro. Así que tiene lógica que no dijeran una frase para desear buena suerte.

Antes de que se establecieran claramente las distinciones entre las sectas de la Fuerza, “Que la Fuerza te acompañe” se usó de manera muy informal en la primera película de Star Wars, sirviendo como una expresión simple y de buen carácter. En las décadas posteriores, a medida que la franquicia ha ido expandiéndose, las inclinaciones implícitas del estribillo se han reforzado y ampliado. Esto parece apropiado, dado que “Que la Fuerza te acompañe” no es solo un reconocimiento del poder de la Fuerza. Es un deseo para el bienestar de los demás, que es un rasgo que distingue claramente a los Jedi de los Sith.