Inicio Cine Shyamalan, el director que perdió su nombre

Shyamalan, el director que perdió su nombre

Compartir

M. Night Shyamalan no se deja ver. El director de ‘El sexto sentido’ ha optado por dar un paso atrás en la promoción de su última película, ‘After Earth’

‘After Earth’ se estrena en España este viernes, pero desde el pasado 8 de marzo se proyecta su tráiler en las salas de cine. En él, aparecen los nombres de los dos protagonistas: Will Smith y su hijo Jaden, pero a Shyamalan ni siquiera se le menciona, exactamente lo mismo ocurre con el cartel.

Hay que remontarse al primer póster que se distribuyó relacionado con la película para encontrarlo. El dato no sería relevante si hiciese referencia a la mayoría de los directores de los grandes estudios estadounidenses, pero el caso de Shyamalan es muy especial.

M. Night Shyamalan, con Jaden y Will Smith en el rodaje de 'After Earth'

Desde ‘El sexto sentido’ nunca había faltado su referencia en los anuncios de sus estrenos y resulta más que chocante si se leen estas declaraciones suyas al diario ‘Público’ en 2011: “El problema es mi nombre en el cartel. Puedo quitarlo o seguir haciendo mi cine como yo quiero y olvidarme de todo”. Unos meses antes, según ‘The New York Post’, los espectadores que habían acudido al estreno de ‘Origen’ habían estallado en risas al aparecer en el tráiler de ‘La trampa del mal’, película producida e ideada por él, el rótulo ‘De la mente de M. Night Shyamalan’. ¿Qué ha ocurrido para que el que llegó a ser comparado con Hitchcock y Spielberg suscite ahora esa reacción?

En una situación similar a la sufrida por Orson Welles con su ‘Ciudadano Kane’, el estruendoso éxito de su prácticamente debut parece haber lastrado toda la filmografía posterior de Shyamalan, especialmente a los ojos de una crítica que no ha tenido compasión con él. Antes de ‘El sexto sentido’, estrenada en 1999, tan solo se había puesto tras las cámaras en dos ocasiones: con la muy ‘amateur’ ‘Praying with anger’ (1992) y con la irregular ‘Los primeros amigos’ (1998). Nada hacía presagiar lo que vendría después de que Haley Joel Osment le confesase a Bruce Willis aquello de que “en ocasiones veo muertos”.

La cinta se convirtió en un fenómeno mundial y obtuvo seis nominaciones a los Óscar, incluido mejor director y mejor guión original, obra también de Shyamalan. El giro final de la trama (ese gran secreto que no se podía desvelar a nadie que aún no la hubiese visto), la mirada, más que realista, naturalista, y la atmósfera que envolvía al mundo de ese niño angustiado obtuvieron el aplauso del público y la crítica, y quedaron convertidos en marca de la casa al igual que sus ‘cameos’ al estilo Hitchcock.

Fotograma de El sexto sentido

A continuación llegaron ‘El protegido’ (2000) y ‘Señales’ (2002). Con solo tres filmes recaudó 1.328 millones de dólares en taquilla. Ver en un tráiler la leyenda “Del director de ‘El sexto sentido’, M. Night Shyamalan”, se convertía automáticamente en una futura cita obligada para todos los espectadores. Sin embargo, el favor de la crítica comenzó a torcerse.

La fórmula con la que había dado en su primer éxito resultó ser repetitiva y predecible una vez vista unas cuantas veces. ‘El bosque’ (2004), que curiosamente es su favorita, se convirtió en el punto de inflexión en su carrera. El público también le dio la espalda. La conjunción de cine de autor y palomitas que había encarnado quedó rota.

Disney, que hasta entonces le había mimado, decidió atarlo en corto para su siguiente proyecto, ‘La joven del agua’ (2006). Al presentar el guión, los directivos le sugirieron realizar cambios, Shyamalan se negó y finalmente la rodó con Warner. La película fue un sonoro fracaso al que le siguió otro, ‘El incidente’ (2008).

 

Shyamalan ha querido mostrarse siempre como una persona fiel a sí misma.

Jaden Smith, en un wallpaper oficial de 'After Earth'Nunca ha querido trasladarse a Hollywood y vive en Philadelphia, donde se crió y donde transcurren todas sus películas. De hecho, asegura que las malas críticas que recibe son debidas a que no sabe mantener buenas relaciones con los habitantes de la meca del cine:

“No pertenezco al mundo de Hollywood. Allí todos se comportan como un club de amigos. Han crecido juntos y se ven todos los días. Yo vivo a miles de kilómetros y apenas paso media hora con ellos”.

Si con ‘After Earth’ quiere reconciliarse, no lo va a tener fácil. Su hasta ahora último estreno Airbender: el último guerrero’ (2010), la adaptación de una serie de animación, recibió críticas como “la mejor manera de ver la película es con los ojos cerrados”. A partir de este viernes habrá que ver si, a pesar de por ahora haber quitado su nombre del cartel, sigue haciendo el cine como él quiere.


Compartir

Cine de todos los gustos y colores. Mientras sea cine, me apunto. Desde la locomotora que los primeros espectadores creyeron que se iba a abalanzar sobre ellos hasta el 3D de ‘Avatar’, las sensaciones que siente el público son las mismas y una por encima de todas, la fascinación. La que siento, y seguro que tú también, cuando el conde Orlok hace su aparición, cuando Kane pronuncia “Rosebud”, cuando Eastwood menea sus dedos antes de empuñar el revólver, cuando la puerta se cierra y Michael Corleone se convierte en padrino, cuando la Estrella de la Muerte explota, cuando Neo elige la pastilla… y todos esos cuandos más que esperas cuando la luz de la sala se apaga.