Inicio Publicidad Shandy Cruzcampo te propone que hacer con una mano libre

Shandy Cruzcampo te propone que hacer con una mano libre

356

Como el año pasado Shandy Cruzcampo ha propuesto la canción del verano y va a sorprenderte con la campaña que ha diseñado, que podrías hacer con una mano libre si en la otra tienes una Shandy Cruzcampo bien fría y perfecta para combatir los calores veraniegos. La respuesta en el vídeo que podéis ver a continuación.

Quien se iba a imaginar lo que podrías divertir al mundo con Shandy Cruzcampo en una mano y la otra libre, y si a todo esto le unimos unos colores muy vivos y una canción brillante con ritmos muy pegadizos. Todo unido al toque de humor por el cual se distingue desde siempre Shandy Cruzcampo.

El espectador entrara en el divertidísimo juego que le propone Shandy Cruzcampo, un juego de risas con tus amigos que te hará pasar un buen ato y es que hasta la cantante Mónica Naranjo se une a la campaña siendo embajadora del sabor naranja.

No puedes perderte esta divertida iniciativa de Shandy Cruzcampo y hecha unas risas con todo lo que puedes hacer con una mano libre.

Artículo anteriorTira cómica 14 de ‘Willy, extra de cine y friki’: ‘Thor. El mundo oscuro’
Artículo siguientePremiere en Madrid de EL HOMBRE DE ACERO
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.