Reseña EVOLUTION COMICS Máxima Discreción - Cinemascomics.com
Cómics

Reseña EVOLUTION COMICS Máxima Discreción

Máxima Discreción EVOLUTION

Máxima Discreción. Una novela gráfica con el género negro más puro como trasfondo.

A veces el ser humano no puede resistirse a obtener un mayor beneficio aun a costa de jugárselo todo al rojo o al negro en una ruleta pensando que el color elegido va a ser siempre el ganador. Panini Comics a través de su línea Evolution nos trae Máxima Discreción, una historia que involucra a cuatro amigos y sus mujeres, repleta de drama.

La amistad suele reunir a grupos de personas que en muchas ocasiones creen conocerse a la perfección, pero cada uno esconde sus secretos más oscuros en un cajón olvidado de una vieja cómoda de un desván polvoriento. Pensamos que realmente sabemos todo de nuestros familiares, nuestros amigos e incluso nuestros vecinos, pero la realidad dista mucho de esas convicciones que tomamos por verdaderas sin dudarlo y cuando se destapa la caja de los truenos la sorpresa es mayúscula ante esa zona oscura que no habíamos visto, ese cajón que no sabíamos ni donde estaba ni habíamos imaginado abrir. Un negocio de exportación de productos derivados del petróleo terminará por desvelar una serie de maniobras ilegales que terminarán salpicando las vidas, hasta esos momentos placenteras y alejadas de toda sospecha, de un grupo de amigos.

Hasta el mejor de todos nosotros puede ocultar el más grave de los deslices o errores en una vida cotidiana. Identificar esa anomalía es complicado incluso para aquellos que nos rodean de forma más cercana y a pesar de las sospechas de que algo no marcha como siempre o ese comportamiento no habitual, que despierte una duda, puede pasar desapercibido para todos los que se reúnen en torno a una mesa para celebrar un evento familiar o una barbacoa entra amigos de toda la vida. Suele decirse que aquel que esté libre de pecado que tire la primera piedra y por pequeño que sea ese secreto, que guardamos en un lugar oscuro y profundo, la piedra cae de nuestra mano sin avanzar siquiera un metro. Andreu Martín y Alfonso López, en calidad de guionista y dibujante de esta obra, parecen saber mucho acerca de todo este razonamiento. No en vano estamos hablando de dos autores que no acaban de llegar precisamente a este medio que es el cómic, pues ambos se encuentran ya con siete décadas de existencia a sus espaldas, se dice pronto.

Página Máxima discreción

El planteamiento que nos ofrecen en esta novela gráfica puede llegar a sonarnos hasta familiar, varios amigos que al llegar a la edad adulta montan un negocio conjunto con el que sacan adelante a sus familias. Un mundo, el de la empresa, que puede devorar a cualquiera que adolezca de nervios de acero cuando haya que tomar decisiones que puedan suponer el éxito o la ruina. Las opciones que se eligen para avanzar pueden suponer un cambio de rumbo importante e incluso abrazar un lado oscuro que pueda llegar a consumirnos con el tiempo. La historia que nos ocupa expresa muy certeramente la ambición y la codicia, el adulterio, el coqueteo con personas de baja moral y alta profesionalidad delictiva. La vida de color de rosa tiene componentes muy grises antes de poder coger tu carrito de palos de golf y trazar unos hoyos en cualquier club de campo.

No es Máxima Discreción una historia carente de dolor, de violencia o de pecados capitales como la avaricia, la soberbia, la ira o la lujuria. Es un retrato duro y profundo de una sociedad que abraza la corrupción y acepta el mal realizado a cambio de una existencia fácil y libre de despreocupaciones económicas. El dibujo de Alfonso López es muy expresivo y referencia constantemente los sentimientos presentes en los personajes. Podría destacar más si se hubiese empleado un papel mejor para esta edición pues resulta áspero y el colorido tipo acuarela pierde tonalidad, detalle quizás intencionado para dotar de mayor oscurantismo a una narración trágica y sobrecogedora.

Sinopsis Oficial

Antonio, Bernardo, Carlos y Daniel son buenos amigos, pero las circunstancias les han llevado por caminos muy divergentes. Los tres primeros, con su empresa ABCSA, utilizan como tapadera una sociedad dedicada a la exportación e importación de derivados del petróleo para, en realidad, ejercer la exportación del narcotráfico. Daniel, por su parte, es detective privado. Máxima discreción es un claro exponente de la codicia humana y de lo poco que, en realidad, conocemos a nuestros semejantes más próximos. Una historia negra llena de sorpresas, que convertirá a Gloria, la esposa de Daniel, en el personaje clave de su desenlace.