Inicio Cómics Primer tráiler y concept art de’Capitán América: Súper Soldado’

Primer tráiler y concept art de’Capitán América: Súper Soldado’

Compartir

Capitán América: Súper Soldado
Con motivo del próximo estreno en verano de 2011 de ‘Capitán América: El primer vengador’, Sega al igual que esta haciendo con “Thor” o con los juegos de “Iron Man”, se encuentra preparando el videojuego ‘Capitán América: Súper Soldado’ que estará disponible para PS3, XBox 360, Nintendo SD y Wii, y será lanzado coincidiendo con el estreno de la película. Aquí os dejamos un primer tráiler y concept art del juego.

Concept art Capitán América: Súper Soldado

Concept art Súper Soldado

Concept art Súper Soldado

Concept art Súper Soldado

Concept art Súper Soldado

El juego comienza con dos soldados estadounidenses siendo atacado por las fuerzas de Hydra. El Capitán América llega a salvarlos y se las arregla para repelerlos antes de contactar con Howard Stark con respecto a la nueva amenaza.

Durante la comunicación con Peggy Carter, el Capitán América se entera de que las municiones recuperadas de la batalla llegaron de las montañas de Baviera basadas en el metal raro utilizado. El Capitán América es informado sobre el Proyecto: Mastermann y cómo el Dr. Arnim Zola ha descubierto los secretos del genoma humano como un paso hacia la inmortalidad. Él cae en un pueblo cerca del castillo y desactiva las fuerzas anti-aéreas para que los Invasores puedan entrar en el pueblo. Luego procede a la armería con el fin de destruir las armas antes de ser vendidas a los nazis.

Habiendo informado a Peggy que los Invasores están listos para lanzarse, Montgomery Falsworth pregunta si todas las armas están destruidas justo cuando una antena de radio y un cañón oculto emergen los cuales el Capitán América identifica como más máquinas peligrosas de Arnim Zola. Incapaz de llegar a los cañones a tiempo, se dirige al edificio que alberga la antena de radio, encontrando más y más de Hydra dirigidos por el Barón Wolfgang Von Strucker. El Capitán América planta cargas a lo largo del soporte de vigas de acero de la torre de la antena de radio para destruirla cuando Strucker intercepta al Capitán América, enzarzándose en una pelea a puñetazos. La antena de radio es destruida, pero el cañón aún golpea una de las alas del avión que transportaba a los Invasores. Afortunadamente, todos ellos saltan en paracaídas a tiempo. Strucker sorprende al Capitán América y se las arregla para dejarlo inconsciente mientras ambos caen desde la torre que explota.

El Capi es llevado al laboratorio de Zola por Cruz de Hierro y ve que Madam Hydra le da órdenes para un análisis del escudo del Capitán América. Después de una breve charla de cómo su sangre fue tomada, Zola muestra su nuevo proyecto que implica más sujetos de prueba que contienen el Suero del Súper Soldado de la sangre del Capitán. Zola le “permitió” al Capitán vivir sólo para estudiar las habilidades del Capitán América. Él pronto se libera y continúa a través de la base para destruir las muestras de los experimentos de Zola para un ejército de Súper Soldados, acabando con las tropas de Hydra y haciendo su camino a una radio para contactar a Peggy Carter. Descubre que algunos de sus amigos están detenidos cerca de su ubicación actual. El Capitán América recupera su equipo y procede a liberar a Bucky que le informa de otros prisioneros en la base, dando al Capitán América un comunicador de radio para mantenerse en contacto mientras Bucky les lleva a un tren. Como él hace su camino para rescatar a Dum Dum Dugan y Falsworth, los Súper Soldados experimentales de Zola escapan.

Capitán América logra encontrar a Dugan atado a una cama de examen en el medio de una pelea con las fuerzas de Hydra. Después de liberarlo, él persigue a Madam Hydra que se ha llevado a Falsworth. Él la atrapa y en el intercambio, la cara de Madam Hydra se quema cuando el Capitán América lanza el escudo a una pila de municiones. Ella huye, pero él no la sigue, persiguiendo en su lugar al Cráneo Rojo (habiendo llegado con el Cubo Cósmico) intentando usarlo para activar al Durmiente. Capitán América utiliza un tren para entrar en el laboratorio especial de Zola donde está construyendo al Durmiente. Cráneo Rojo llega queriendo actualizar el suero del Súper Soldado que Zola sintetizó a partir de la sangre del Capitán. Capitán América sigue y destruye la muestra, enfureciendo a Cráneo Rojo que ordena a Cruz de Hierro matarlo. Capitán América vence a Cruz de Hierro y persigue a Cráneo, sólo para que el Durmiente se despierte y desmenuce el laboratorio. Zola se escapa y activa un cuerpo robótico para usarlo después. Capitán América despierta y encuentra un mapa de su ubicación, utilizándolo para localizar a Falsworth.

Habiendo finalmente localizado a Falsworth, el robot de Zola llega y trata de matar a Steve Rogers. Después de derrotar al Zola Bot, él libera a Falsworth como la voz de Zola se escucha burlándose de ellos. Falsworth revela que algo grande está bajo tierra que ni siquiera los aviones pueden parar. Capitán América afirma que bajará a continuación para detener el arma, mientras que los otros tratan de detenerla con morteros y ataques aéreos. También afirma que cuando el avión de evacuación llegue, deben reunirse en éste, con o sin él.

Capitán América hace su camino hacia el patio para enfrentar al Durmiente que le dispara a uno de los aviones. Con la ayuda de Dugan, él logra destruir al Durmiente. Al escapar del castillo que explota, Capitán América se reúne con Bucky, Dugan y Falsworth.

En los post-créditos, Arnim Zola desconecta a sus Zola Bots derrotados. Cráneo Rojo le ordena volver al trabajo, indicando que van a ver al Capitán América de nuevo muy pronto.


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.