fbpx NEW X MEN 7. Un vistazo al futuro para acabar la revolución
Cómics

NEW X MEN 7. Un vistazo al futuro para acabar la revolución

Grant Morrison cierra su etapa en los X Men con un futuro apocalíptico y con un artista de lujo para la ocasión: Marc Silvestri.

Tras la revolución y el cambio, deviene la estabilización y la inmovilidad, y tras ella, la degeneración. Grant Morrison no se corta en enseñar en New X Men, un futuro muy lejano en el que los mutantes han perdido, o han ganado, depende de qué mutante seas. Una despedida que dejará marca en la franquicia mutante, incluso en la última etapa de Hickman.

Cuando Morrison preparaba su estancia en los X Men, repaso la etapa clásica de Chris Claremont, y las sagas más recientes, y sobre ello construyó su mundo mutante. Emulando al padre de la franquicia, sus estructuras y sus desarrollos, así como sus premisas, faltaba visitar el futuro, tan desolador en la visión de Claremont, que solo podía ir a peor. La Bestia, degenerada y transformada en un tirano, los X Men escondidos, y el mundo arrasado, y todos esperando que el huevo Fénix se abra para cambiar, o destruirlo todo.

El guionista desarrolló un futuro en el que la mecánica, electrónica e informática habían evolucionado exponencialmente, donde la biotecnología permite mezclar genes mutantes, creando constructos multihabilidosos, idea que Jonathan Hickman usó hace poco en sus Potencias de X. De hecho, algunos de los futuros que mostró el actual arquitecto de la franquicia X, recordaban a este, pero este, recordaba a Claremont. Al final, todo vuelve a lo que hizo en la época dorada de la Patrulla X el legendario escritor.

Solo era un arco de 4 números, un epílogo oscuro que deberían cambiar los que llegaron tras él, pero Morrison se esforzó en plantear algo tecnológicamente horrible, y donde algunos mutantes había evolucionado increíblemente, un ejemplo es Pico, de entrañable personaje, a poderoso halcón de guerra. Y para poder mostrar todo esto, necesitó del retorno de un autor que conocía muy bien a la Patrulla X y el mundo Mutante: Marc Silvestri.

página New X Men Nº 151

El regreso del artista que revolucionó la Patrulla y Lobezno, ya bien establecido en Image con su sello Top Cow y series que le dieron grandes éxitos como Cyber Force o The Darkness, fue una gran noticia para los lectores, que podrían disfrutar de nuevo de un autor que dejó huella en su estancia en muchos personajes, en especial en Lobezno. Si con el mutante canadiense hizo lo que mejor sabía, no se quedó atrás con las reimaginaciones del resto, en especial con la nueva Fénix, bella y aterradora. Con más experiencia, no desaprovecha la historia de Morrison, y deja algunas imágenes que todavía están por superar. Si su narrativa en su época Marvel era buena, pero se perdió un poco en el cambio a Image, al querer demostrar y desarrollar un sentido de la acción más estético y directo, en este regreso, ya había dejado atrás esa época, y se centra en contar lo que se le entrega, con todo el poder que tienen sus lápices.

En definitiva, si quieres leer una de las épocas más brillantes de los X Men, esta colección es una oportunidad espectacular dado el formato que Panini ha dejado, en tapa dura y lomo redondeado, que durará mucho tiempo. Si eres un fan mutante lo habrás leído, si has empezado hace poco, deberías leerlo, y si te gustan los superhéroes, tienes que leerlo.