Motivo por el que Sean Connery rechazó la película Mortal Kombat Motivo por el que Sean Connery rechazó la película Mortal Kombat
Cine

Motivo por el que Sean Connery rechazó la película Mortal Kombat

Motivo por el que Sean Connery rechazó la película Mortal Kombat

Curiosa anécdota de Sean Connery, al que le ofrecieron aparecer un papel importante en la película de 1995 que adaptaba el videojuego Mortal Kombat.

Hoy 18 de agosto de 2020, es el 25 aniversario del estreno en cines de la película Mortal Kombat, basada en el popular videojuego de lucha. Aunque ha envejecido bastante mal, en su momento llegó a recaudar 122 millones de dólares en la taquilla de todo el mundo y tuvo buenas críticas por parte de los fans del juego. Ahora sabemos más detalles de por qué no apareció el actor Sean Connery en ella.

La película sigue a un grupo de expertos en artes marciales como el ex monje Shaolin Liu Kang, el actor Johnny Cage y la oficial de operaciones especiales Sonya Blade. Juntos son guiados por Raiden, el Dios del Rayo y Protector del Reino de la Tierra, en su viaje para combatir al malvado hechicero Shang Tsung en el torneo llamado Mortal Kombat. Su gran objetivo es salvar el mundo del mal.

Incluso con las últimas entregas protagonizadas por diferentes actores, la mayoría de la gente piensa en Christopher Lambert cuando piensa en Raiden. Es la versión original y, para algunos, la única. Sin embargo, Lambert ni siquiera fue la primera opción del estudio para el papel. En las primeras etapas del desarrollo de la película, estaban lanzando nombres como Danny Glover para asumir el papel, solo para luego desarrollar un mayor interés en Sean Connery.

Esta elección de reparto probablemente tenía la intención de atraer a una audiencia más amplia, ya que Sean Connery era una estrella establecida mucho antes de que Mortal Kombat entrara en desarrollo, siendo mejor conocido por interpretar a 007 en cinco películas de James Bond, Indiana Jones y la última cruzada o Los Inmortales.

Motivo por el que no aceptó el papel.

En una entrevista para celebrar el aniversario de Mortal Kombat, la productora asociada Lauri Apelian afirmó que la razón por la que Sean Connery no asumió el papel era que quería más tiempo para jugar al golf. “Intentamos fichar a Sean Connery para el papel de Raiden. Pero entendimos en ese momento que él realmente quería jugar al golf. No estaba interesado en ese momento en hacer un papel físico”, explicó.

Lo curioso es que si repasamos la película, el papel de Raiden no era muy físico, dejando el tema de la acción para los personajes de Liu Kang, Johnny Cage y Sonya Blade. Así que probablemente fue una excusa, porque tenía una agenda muy apretada. Ya que Sean Connery en aquel momento participó en películas como Sol naciente, Un buen hombre en África, Causa justa y El primer caballero.