fbpx Motivo por el que estrellan un avión real en Tenet en vez de usar CGI
Cine

Motivo por el que estrellan un avión real en Tenet en vez de usar CGI

Motivo por el que estrellan un avión real en Tenet en vez de usar CGI

Hoy en día los efectos especiales han avanzado tanto que los estudios de cine suelen usarlos mucho para sus películas, pero Christopher Nolan en Tenet quiso estrellar un avión real.

El director Christopher Nolan es de las pocas personas en Hollywood que puede tener un presupuesto de 200 millones de dólares para hacer lo que él quiera. No importa si el guión de Tenet es un auténtico galimatías o si quiere estrellar un avión real, porque al final su cine es comercial y rentable. Además le suelen gustar más los trucos visuales que los efectos especiales, lo que da cierto realismo a sus películas.

Por eso no sorprende tanto que estrellara un avión 747 real en su próxima película Tenet. Así que es interesante saber por qué no usó CGI en esa escena en concreto y lo explica en una entrevista.

“Planeaba hacerlo usando miniaturas y construcciones de set-set y una combinación de efectos visuales y todo lo demás”, dijo Nolan. “Comenzamos a ejecutar los números … Se hizo evidente que en realidad sería más eficiente comprar un avión real del tamaño real y realizar esta secuencia de verdad en la cámara, en lugar de construir miniaturas o seguir la ruta CG”.

Obviamente sería un avión para el desguace, porque Boing 747 nuevo vale entorno a 387 millones de dólares. Así que eso si que no resulta rentable. Pero realmente lo importante es que cuando veamos Tenet esa escena en cuestión quede muy impactante.

El actor Robert Pattinson también habló de esa escena.

“¡No habrías pensado que había una realidad en la que estarías haciendo una escena en la que solo tienen un 747 real para explotar! Es tan atrevido hasta el punto de ser ridículo”, dijo la estrella Robert Pattinson. “Recuerdo que mientras estábamos filmando Tenet, estaba pensando, ¿Cuántas veces más va a pasar esto en una película?”

Tenet se estrenará el 17 de julio de 2020, si al final mantienen la fecha y no deciden retrasar su llegada a cines.