fbpx Motivo por el que Amanda Seyfried rechazó a Marvel Studios
Películas Marvel

Motivo por el que Amanda Seyfried rechazó a Marvel Studios

Motivo por el que Amanda Seyfried rechazó a Marvel Studios

Hoy en día no es habitual que alguien rechace a Marvel Studios, ya que han creado una de las franquicias más potentes de todos los tiempos, pero la actriz Amanda Seyfried perdió una gran oportunidad.

La actriz Amanda Seyfried ha revelado que rechazó el papel de Gamora en la película Guardianes de la Galaxia (2014). El motivo es que pensaba que iba a ser un fracaso en taquilla y no quería formar parte de eso.

“Yo no quería ser parte de la primera película de Marvel que fracasaba. Le dije a Kevin Feige: ‘¿Quién quiere ver una película sobre un árbol que habla y un mapache?’. Claramente, yo me equivoqué. El guión era grande, todo estaba basado en no querer ser ‘ese tipo’. Porque si eres la estrella de una película gigante como esa, y fracasas, Hollywood no te perdona. He visto que le sucede a la gente y era un miedo gigante. Pensé, ¿merece la pena?”. Comentó Amanda Seyfried.

Zoe Saldana fue la actriz que interpretó a Gamora en Guardianes de la Galaxia, su personaje fue muy impactante y volvió a repetir en la segunda entrega de 2017, en Vengadores: Infinity War (2018) y en Vengadores: Endgame (2019). Además volveremos a verla en Guardianes de la Galaxia Vol 3. Así que todo eso es lo que se perdió Amanda Seyfried por rechazar el papel.

La primera película de Guardianes de la Galaxia fue uno de los grandes riesgos de Marvel Studios.

Es normal que Amanda Seyfried rechazara el papel, ya que la película estaba escrita y dirigida por James Gunn, que en aquel entonces se había encargado de los guiones de Scooby-Doo de acción real y había dirigido películas menores como Super (2010) y Slither: La plaga (2006). El protagonista era Chris Pratt que actualmente está en su mejor momento pero en aquella época era conocido por la serie Parks and Recreation. Además los actores más conocidos como Vin Diesel y Bradley Cooper tan solo prestaban su voz.

Sin olvidar que los personajes de cómic eran poco conocidos en aquel momento, así que es normal que Amanda Seyfried se lo pensara dos veces a la hora de aceptar, ya que podía salir bien o ser un gran fracaso estilo Linterna Verde (2011).