Inicio Cine Marvel Mickey Rourke habla de su papel en ‘Iron Man 2’

Mickey Rourke habla de su papel en ‘Iron Man 2’

Compartir

En Iron Man 2, Tony Stark se enfrenta a su némesis, el ruso tatuado Iván “Látigo negro”, es posiblemente el papel más grande en la nueva carrera de Mickey Rourke. Para Rourke, esto significa ir a Rusia, beber vodka y visitar las cárceles para estudiar la prisión, los tatuajes y aprender del carácter de los presos. “Yo decidí hacer la mitad de mi papel en ruso“, decía Rourke en una entrevista para The Guardian,el idioma ruso es muy difícil porque no sale de la lengua de habla Inglesa muy fácilmente. Pasé tres horas al día con un profesor, y después de dos semanas ¡sé cuatro frases! Déjame ver, es algo parecido… “Yezzamee menya … Yezzamee manya obott … Er, nemaboootty menya …” . Esto va para bastante tiempo. “Significa”, dice, por último, “Si alguien me mata, no me despierto, porque yo prefiero estar muerto que vivir en su mundo”.

Pero la tierra de las películas blockbuster no entra en los planes de Rourke para quedarse mucho tiempo. “”Yo no voy yendo apresurado a ver el próximo Batman, ni estoy mucho en la fórmula del cine. No me gusta toda esa mierda de Spider-Man”.

Así que después de Iron Man 2, Rourke irá directamente al rodaje de Stallone de “The Expendables” donde tiene un personaje secundario.

 

Fuente: Comingsoon.net

Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.