Inicio Cine Meg Ryan, estrella en el olvido: las consecuencias de haberse operado

Meg Ryan, estrella en el olvido: las consecuencias de haberse operado

4863
Meg Ryan, en una imagen reciente
Meg Ryan, en una imagen reciente

Hollywood es una industria cruel. Las estrellas tan pronto están en la cúspide como caen en el olvido si no cuidan su carrera, un problema que sufren especialmente las actrices de mediana edad por la dificultad para conseguir papeles interesantes. Uno de estos casos es el de Meg Ryan, que hace tiempo perdió su condición de reina de la comedia romántica estadounidense (con permiso de Julia Roberts, claro). Creo que a Ryan, que fue de las intérpretes más solicitadas, le pasaron factura su romance con Russell Crowe en ‘Prueba de vida’ cuando estaba casada con Dennis Quaid y sus operaciones de estética. Cada vez aparece menos en pantalla, y suele ser en películas que ni llegan al cine o se exhiben sin pena ni gloria.

La actriz gustaba por su naturalidad y sencillez, cualidades que perdió al operarse. Entonces se evaporó su esencia y dejaron de llamarla para más proyectos. Las últimas noticias sobre Ryan no han tratado de cine, sino que se han hecho eco de los cambios que ha experimentado su rostro… ¿Qué se ha hecho? Algunos malévolos dicen que se parece al Joker… Al mirar listados de famosas operadas en revistas o en Internet ella aparece en los primeros puestos. No obstante, al margen de este asunto, Ryan ha dejado muy buenas películas y siempre tendrá un hueco en el cine, por lo que vamos a repasar su trayectoria.

Nació el 19 de noviembre de 1961 en Fairfield, Connecticut (Estados Unidos). Su carrera empezó cuando se incorporó a la serie ‘As the world turns’ (1982) y empezó a hacerse muy popular. En 1984 la dejó para participar en otra serie, ‘Wildside’ (1985). Al año siguiente conseguiría su primer papel relevante en el cine con la película ‘Top Gun’, encabezada por Tom Cruise. Ese mismo año también protagonizó la mítica ‘El chip prodigioso’ junto a Dennis Quaid, quien sería su marido durante diez años.

Alcanzó la fama mundial gracias a ‘Cuando Harry encontró a Sally’ (1989), donde participó junto a Billy Crystal. ¿Recordáis la famosa escena en el restaurante? La película le reportó una nominación a los Globos de Oro y propició que se convirtiera en una de las reinas de la comedia romántica, rivalizando con Julia Roberts. Trabajó con Tom Hanks en ‘Joe contra el volcán’ en 1990 y en 1991 hizo de Pamela Courson, la novia de Jim Morrison (interpretado por Val Kilmer) en ‘The Doors’, de Oliver Stone. La familia de Courson se molestó porque en el filme aparecía como una drogadicta y en una entrevista dijo que era el propio Morrison quien la inducía a tomar sustancias.

Ryan, en 'Algo para recordar'
Ryan, en ‘Algo para recordar’

Su siguiente trabajo fue junto a Alec Baldwin en ‘Hechizo de un beso’ (1992). En el año 1993 coincidió de nuevo con Tom Hanks en ‘Algo para recordar’, uno de sus trabajos más populares y por el que recibió una nominación al Globo de Oro a la mejor actriz de comedia o musical. Ya en 1995 optó al premio del Sindicato de Actores por su interpretación de una mujer con problemas de alcoholismo en ‘Cuando un hombre ama a una mujer’. Ese mismo año estrenó ‘El genio del amor’, ‘French Kiss’, que supuso su debut como productora, y formó parte del elenco de ‘Restauración’.

En 1996 protagonizó junto a Denzel Washington ‘En honor a la verdad’, obra que propició que, según los expertos, Ryan demostrara que podía hacer papeles más serios. Después estuvo en ‘Adictos al amor’ (1997) y puso su voz al personaje principal de  ‘Anastacia’. En 1998 protagonizó varias películas, entre las que se encuentran ‘City of Angels’, con Nicolas Cage, y ‘Tienes un e-mail’, otra vez con Tom Hanks y por la que curiosamente también fue candidata a un Globo de Oro a la mejor actriz de comedia o musical. Muchas publicaciones comentaron entonces que la química entre Hanks y Ryan era innegable. A continuación llegarían ‘Hurlyburly (Descontrol)’, ‘Colgadas’ (2000), ‘Kate and Leopold’ (2001) y la película de acción ‘Prueba de vida’, la de Russell Crowe y su ‘affaire’…

Sus siguientes proyectos denotaban ya que empezaba a perder su sitio en Hollywood. Mostró su cuerpo desnudo en la película ‘En carne viva’ (2003), protagonizó ‘Contra las cuerdas’ (2004) e intervino en un papel secundario en ‘Entre mujeres’ (2007), donde hacía de enferma de cáncer de mama. En 2008 recibió una nominación al Razzie a la peor actriz por su trabajo en ‘The Women’, algo curioso, puesto que la crítica decía que actuaba bien, si bien era la típica película que odian los hombres. También en 2008 rodó con Antonio Banderas ‘Mi novio es un ladrón’, que no se estrenó en las salas de Estados Unidos (sí en España). ‘The Deal’, con William H. Macy, se lanzó directamente en DVD, formato en el que llegó ‘Atrapado por amor’ en la mayoría de países.

Meg Ryan, con Russell Crowe en 'Prueba de vida', donde tuvieron un romance
Meg Ryan, con Russell Crowe en ‘Prueba de vida’, donde tuvieron un romance

En cuanto a curiosidades y vida privada, cabe destacar que fue pareja de Anthony Edwards (actor de ‘Urgencias’), con el que coincidió en ‘Top Gun’. Como se ha indicado, estuvo casada con Dennis Quaid, con quien tuvo a su hijo Jack (visto en ‘Los juegos del hambre’), nacido en 1992. Adoptó a una niña de origen chino en 2006 (Daisy Trae) y actualmente está soltera. Asimismo, es una firme defensora de las iniciativas para la protección del medio ambiente.

Maria Ciercoles
No sé exactamente cuándo empecé a amar el cine, pero creo que desde niña gracias a ‘E.T.’, ‘Ghost’, ‘Eduardo Manostijeras’, ‘La sirenita’ y ‘Parque Jurásico’, que conseguían emocionarme de diferentes maneras. Entonces creo que debido a esto siempre he tenido una debilidad especial por este arte, así que de adolescente hice cursos de teatro, pero por trabajo y un poco por miedo escénico lo acabé dejando y vi mucho más factible, para combinarlo con el trabajo, hacer un programa semanal de radio. Se llamaba ‘Velvet 54’, emitía en Radio Mai y trataba sobre mis dos pasiones, el cine y la música. Realicé el programa durante unos cuatro años. Tengo el título de técnico de grado superior de sonido, decidí estudiarlo para estar más cerca del tema de la radio. También realizo cursillos de locución y doblaje, otro ámbito que me encanta al englobar la radio, el teatro y el cine.