fbpx Lauren Cohan escoge su escena más dura en The Walking Dead
The Walking Dead

Lauren Cohan escoge su escena más dura en The Walking Dead

Lauren Cohan escoge su escena más dura en The Walking Dead

La actriz Lauren Cohan que interpreta a Maggie en The Walking Dead se sincera sobre el peor momento que vivió rodando una escena.

Lauren Cohan, relata cómo filmó la escena de The Walking Dead de la muerte del esposo de Maggie, Glenn (Steven Yeun), y dijo que fue “la cosa más difícil que ha hecho como actriz”. En el estreno de la temporada 7, en el episodio titulado “El día llegará cuando tú no estarás”, Glenn y Maggie embarazada se encuentran entre los sobrevivientes capturados y obligados a arrodillarse frente a Negan (Jeffrey Dean Morgan). Ya que quiere subyugar al grupo liderado por Rick Grimes (Andrew Lincoln). Cuando Daryl (Norman Reedus) golpea a Negan por matar a Abraham (Michael Cudlitz) con el bate de béisbol Lucille envuelto en alambre de púas, Negan castiga al grupo acabando con Glenn.

“Por difícil que sea elegir una escena como la más difícil o la más emotiva para Maggie, o para mí en The Walking Dead, diría que sería cuando Glenn fue asesinado por Negan”, dijo Lauren Cohan en una reciente entrevista. “En todos los niveles, en una circunstancia imposible física y completamente encadenada, fue lo más difícil que creo que he hecho como actriz”.

Ver a Glenn muerto a golpes frente a ella es “definitivamente lo más difícil por lo que ha pasado Maggie”, agregó la actriz.

El horror de la escena de The Walking Dead no terminó con la muerte de Abraham y Glenn. Ya que el equipo creativo filmó escenas de muerte adicionales, incluida una en la que Negan golpea con Lucille la cabeza de una Maggie (Lauren Cohan). Pudimos comprobar que hubo golpes de muerte similares para otros personajes y aparecieron en el episodio como visiones hipotéticas experimentadas por un Rick Grimes profundamente conmovido. Pero fue una versión de baja calidad de la muerte falsa de Maggie que se filtró online la noche antes del estreno del episodio en octubre 2016.

Christian Serratos, quien interpreta a Rosita, al igual Lauren Cohan, también identificó el episodio de The Walking Dead como un desafío cuando recordó cómo el rodaje nocturno al aire libre hizo que muchos de sus compañeros de reparto se enfermaran.

“Fue el más desafiante pero también el más gratificante, creo, para todos nosotros. Hacía mucho frío, era muy agotador emocionalmente. Muchos de nosotros nos enfermamos físicamente”, dijo Serratos durante una aparición en una convención en 2018.