fbpx Hackers en las películas vs. hackers en la vida real
Cine

Hackers en las películas vs. hackers en la vida real. ¿Son realmente como los pintan?

Matrix, Hackers, Operación Swordfish, Mr. Robot… Las películas y series sobre hackers son de las más interesantes para los aficionados a la tecnología y al cine en general, pero ¿hasta qué punto están teatralizados los hackers en el séptimo arte? ¿Corremos el riesgo de que Angelina Jolie hackee nuestro PC pulsando teclas al azar en su teclado, o quizá la realidad es distinta? Vamos a repasar las principales similitudes y diferencias entre los hackers del cine y los de la vida real.

Los hackers pueden ser extraordinariamente jóvenes – Bien representado

En muchas películas de hackers, comenzando por War Games, se nos presenta al hacker como un adolescente impopular con una extraordinaria inteligencia y una enorme curiosidad, que muchas veces se inicia en el mundo del hackeo motivado únicamente por el deseo de aprender o de demostrarse a sí mismo que es capaz de acceder a un sistema a priori inaccesible.

Este estereotipo es más cierto de lo que crees, y, de hecho, algunos de los hackers más famosos del mundo son incluso niños: Reuben Paul, Betsy Davies o CyFi son algunos casos, aunque el más llamativo es sin duda el de Kristoffer Von Hassel, que con solo cinco años encontró una fisura en el sistema de seguridad de la XBoX de su padre. Microsoft le premió con 50 dólares por el descubrimiento, y luego subsanó el fallo en todos sus sistemas.

Los hackers realizan los hackeos de forma activa – Depende

Mr. Robot

Aunque es cierto que algunos hackeos pueden hacerse de forma activa y directa, muchos otros se realizan de manera indirecta o pasiva. Grandes hackeos de los últimos tiempos como el Celebgate fueron realizados mediante ataques de phishing, donde la principal herramienta técnica de los hackers fue su habilidad para aprovecharse de la ingenuidad de sus víctimas para hacerse con sus nombres de usuario y contraseñas.

En otras ocasiones, los hackeos pueden realizarse interceptando los datos de acceso de la víctima cuando los envía a través de una red Wi-Fi pública o vulnerable. En estos casos, el hacker simplemente tiene que acceder a la red de una cafetería, un hotel o un aeropuerto, y esperar a que un usuario poco prudente se conecte a esa misma red para realizar una compra online o acceder a su casilla de correo. Por eso es tan importante utilizar una VPN para encriptar nuestras comunicaciones al viajar o al trabajar fuera de casa.

La precisión de la interfaz de los hackeos – Depende

Hay algunas películas han sido muy aplaudidas por la precisión con que han sido capaces de representar un hackeo real. Por ejemplo, los ataques que aparecen en War Games hicieron saltar todas las alarmas en Estados Unidos frente al temor de que pudieran ser imitados por hackers de verdad, y otro tanto ocurrió con Matrix Reloaded cuando muestra un uso realista de Nmap.

Otro ejemplo de interfaces bien representadas es el de Mr. Robot, una de las series que ha recibido más alabanzas por su realismo en materia de representación del ámbito hacker en general, aunque muy pocos hackers tienen los estándares éticos tan altos como su protagonista.

Por el contrario, películas como Operación Swordfish, Goldeneye o NCIS muestran imágenes sin sentido e incluso ridículas a la hora de representar un hackeo, aunque, de nuevo, cabe recordar que se trata solamente de películas que no necesitan ser realistas en todos los aspectos.

La psicología compleja de los hackers – Bien representado

En la mayoría de los casos, resulta evidente que los hackers son personas inusuales, cuanto menos. La capacidad de hackear equipos informáticos es sinónimo de una gran inteligencia, y la decisión de infringir la ley para hacerlo es ciertamente poco habitual entre una persona común.

Con frecuencia, los hackers presentan diversos trastornos psicológicos que, en muchas ocasiones, bordean el autismo y otras patologías de muy difícil tratamiento, lo que habla en favor de la representación de personajes como Elliot, de Mr. Robot, pero también Lisbeth Salander en la saga Millenium o incluso Neo en Matrix, quienes, entre otros problemas, sufren de trastornos de personalidad bipolar.

Recuerda que los hackeos no son solo cosa de las películas

Las películas sobre hackers son fascinantes, pero debemos recordar que los hackeos son una amenaza muy real y muy poco poética. Los ataques de ransomware bloquean los datos de cientos de empresas en todo el mundo, y los hackers roban cientos de miles de cuentas y números de tarjeta de crédito cada año.

Asegúrate siempre de tomar todas las medidas de ciberseguridad necesarias para proteger tus equipos, utiliza siempre contraseñas robustas para acceder a tus cuentas, y desconfía siempre de los correos electrónicos y los sitios web sospechosos.