Inicio Noticias Especial cine patriótico USA en los 80 (I): 'Amanecer rojo'

Especial cine patriótico USA en los 80 (I): 'Amanecer rojo'

1720
Carátula en DVD de 'Amanecer rojo'
Carátula en DVD de ‘Amanecer rojo’

En la década de los 80 aparecieron una serie de películas de carácter patriótico estadounidense que en muchos de los casos sirvieron para rellenar las baldas de numerosos videoclubes de la época. Independientemente de la calidad de las mismas, sí es cierto que pocas de estas cintas han aguantado el paso del tiempo, si bien la que aquí tratamos tiene al menos cierto encanto y algunos elementos que la hacen distinta al resto, pese a no librarse de ese aire patriotero y en momentos propagandístico que dejaba entrever la situación de los Estados Unidos en aquel momento y, por qué no, la posibilidad de una nueva guerra y con ella, una horda de nuevos afiliados entre la juventud estadounidense.

Si algo bueno tiene ‘Amanecer rojo’, es la presencia en el proyecto de nombres como el de John Milius, su director, reconocido tanto por su contribución como realizador (‘Conan el bárbaro’, ‘El viento y el león’) como su faceta guionista (‘El juez de la horca’, ‘Apocalypse Now’, ‘Las aventuras de Jeremiah Johnson’). “Siento fascinación por las armas y por los militares al no haber sido aceptado en Infantería de Marina por padecer asma crónica. Quizás todo es debido a esa decepción”, aseguró en su momento Milius. Probablemente hacerse cargo de este proyecto es  consecuencia de lo comentado.

En el reparto encontramos a una nueva generación de jóvenes de carrera emergente que posteriormente se darían a conocer, pues puede decirse que esta película sirvió de trampolín primerizo para todos ellos. Hablamos, en primer lugar, de Patrick Swayze, quien hasta ese momento tan solo había participado en papeles secundarios, destacando su aparición en ‘Rebeldes’ de Coppola, en la que coincidió con otros jóvenes de la época, y que se erige como protagonista de ‘Amanecer rojo’. Por otro lado nos encontramos con unos jovencísimos Charlie Sheen (en su debut cinematográfico), Jennifer Grey, que hizo su primera aparición en pantalla ese mismo año, o una también desconocida Lea Thompson (recordada por su posterior aparición en la trilogía de ‘Regreso al futuro’). Además, la película contó con auténticos veteranos de la pantalla que daban cierto empaque al producto como fueron Ben Johnson o un espléndido (como siempre) Harry Dean Stanton.

La sinopsis de la misma podría resumirse en un grupo de jóvenes que al verse envueltos en un ataque a su país han de escapar hasta los bosques, refugiándose así de las amenazas, y creando posteriormente una guerrilla de nombre en clave Wolverine que intentará mellar poco a poco a los militares que se han adueñado de la zona. Una trama que no estaba nada mal.

Además, ‘Amanecer rojo’ no podría comenzar mejor, pues recordando las palabras de Cecil B. DeMille (“las películas deben comenzar con un terremoto e ir creciendo en acción”), desde la primera escena entramos ya tanto en situación como en acción, con el ataque de cientos de paracaidistas ante las puertas de un instituto, lugar donde se encuentran nuestros protagonistas. La lástima es que ese nivel se vaya perdiendo poco a poco, puesto que el guión entre el propio Milius y un posteriormente reconocido Kevin Reynolds no es la panacea y por tanto sufre un deterioro a varias escalas. Los personajes son los que más sufren esa desidia en el guión y el espectador no consigue identificarse con ninguno, así como tampoco termina sabiendo mucho de ellos. No obstante, sí deja  entrever la pérdida de la inocencia que a buen seguro querían plasmar en pantalla de manera más agresiva.

Unos jovencísimos Patrick Swayze, C. Thomas Howell y Charlie Sheen, en 'Amanecer rojo'
Unos jovencísimos Patrick Swayze, C. Thomas Howell y Charlie Sheen, en ‘Amanecer rojo’

Otro de los problemas a los que nos enfrentamos ante su visionado, al menos para mí, es la indefinición de género, pues si bien está claro que es una película de acción “seria”, cuando el grupo protagonista forma la guerrilla llamada Wolverine parece que, de repente, debido también a sus edades, nos encontramos ante una película encubierta de aventuras juvenil. Su estilo recuerda a ‘El club de los cinco’, ‘Los Goonies’ o ‘Cuenta conmigo’, lo que sobrevuela en más de una escena y que, bien pensado, hubiera hecho de ella una película mucho más vistosa hoy día, ya que ‘Amanecer rojo’ no ha soportado nada bien el paso del tiempo.

Por otro lado, la película es mucho más que eso y no deberíamos pararnos en lo puramente negativo. También considero que ‘Amanecer rojo’ es un buen entretenimiento si no prestamos atención a esa publicidad estadounidense de la que hablábamos al principio, y que en muchas ocasiones no se toma en serio a sí misma, empezando por esa alianza entre Cuba y la Unión Soviética contra América, con unos personajes en ocasiones algo histriónicos. La acción es su punto fuerte y esta no deja de estar presente durante su hora cuarenta y cinco minutos de metraje.

La pareja formada entre Swayze y Sheen es de lo más interesante de la propuesta, al ser dos hermanos unidos por la misma causa y que se van endureciendo con el paso de los minutos, hasta llegar al clímax, donde deciden ir a por todas en un todo o nada que se ve con cierto interés. La película fue todo un éxito en su día, recaudando diez veces su presupuesto y convirtiéndose poco a poco en uno de los títulos indispensables de este tipo de cine. Tal es así, que en 2012 tuvo su consabido ‘remake’, del mismo título, aunque en esta ocasión la recepción fue mucho más tibia.

Lo mejor: película trampolín de varios actores jóvenes que sirvió para lanzar sus carreras.

Lo peor: su irregular guión y su vulnerabilidad ante el paso de los años.

A los 11 años salí del cine lanzando flechas imaginarias gracias a Kevin Costner en "Robin Hood, príncipe de los ladrones". A los 12 escribí mi primer guión "serio" (que posteriormente rodaría en un corto titulado "La muñeca") y a los 16 o 17 años ya lo tenía claro: no había nada que pudiera superar al cine y la pasión que sentía por él (que me perdone el mundo). He rodado varios cortos (Aquí podéis ver el último, que no os gustará porque es puro drama: http://leonquentin.wix.com/eraseunavezelamor). He escrito guiones, tanto propios como para otros. Actualmente junto a Borja Monclús, escribo un par de proyectos para series de televisión. En cuanto al cómic, he de reconocer que no soy mucho de superhéroes a la vieja usanza, sino que me dejo arrastrar más por el toque realista. Adoro la locura de Alan Moore en general y su obra magna "Watchmen" en particular. Adoro "Predicador", de otro loco de la pluma, Garth Ennis o "Batman, el regreso del caballero oscuro" del reconocido Frank Miller que me parece una vuelta de tuerca ejemplar. Tengo mis gustos al igual que tú tienes los tuyos. Lo que sí que tengo claro es que si estás leyendo esto es que tú también eres uno de los nuestros.