Inicio Cine TOM HANKS y HALLE BERRY nos hablan de EL ATLAS DE LAS...

TOM HANKS y HALLE BERRY nos hablan de EL ATLAS DE LAS NUBES

2104
El atlas de las nubes
Tom Hanks junto a Halle Berry en El atlas de las nubes

El próximo 22 de febrero se estrena en España EL ATLAS DE LA NUBES, última película de Lana Wachowski y Andy Wachowski responsables de la saga MatrixTom Tykwer (El perfume, historia de un asesino).

La película se compone de seis historias interrelacionadas y entrelazadas que llevan al espectador desde el Pacífico Sur en el siglo XIX, hasta un futuro post-apocalíptico situado en el año 2321. A diferencia de la novela original, la película se estructura, de acuerdo con el novelista David Mitchell, “como una especie de mosaico puntillista: Nos mantenemos en cada uno de los seis mundos sólo el tiempo suficiente para que el gancho se hunda, y de ahí que los dardos de la película de un mundo a otro vayan a la velocidad de un plato giratorio, revisando cada narrativa durante el tiempo suficiente para impulsarlo hacia delante.”

EL ATLAS DE LA NUBES está protagonizada por un elenco de estrellas formado por Tom Hanks, Halle Berry, Jim Broadbent, Hugo Weaving (el actor ya trabajó con los Wachowski en Matrix dando vida al malvado agente Smith), Jim Sturgess, Du-na Bae, Ben Whisaw, James D’Arcy, Xun Zhou, Keith David, David Gyasi, Susan Sarandon, Hugh Grant, Robert Fyfe, Martin Wuttke, Robin Morrissey, Brody Lee, Amanda Walker, Ralph Riach y Andrew Havill entre otros; lo novedoso del film además de las historias conectadas entre ellas, es que muchos de los protagonistas llegan a interpretar a un personaje diferente en cada una de las seis historias que cuenta la película, como Tom Hanks y Halle Berry a los que podemos leer más adelante hablándonos del film; aunque para Hanks la experiencia de interpretar a distintos personajes en un mismo film no es algo nuevo, ya que en Polar Express de Robert Zemeckis interpretó hasta seis personajes distintos al igual que en El atlas de las nubes, para Halle Berry ha sido una experiencia completamente nueva, además de interpretar por primera vez a una mujer blanca y de origen judío.

Os dejamos a continuación la entrevista a Tom Hanks y Halle Berry.

Cuando os ponéis en la piel de diferentes personajes, ¿como os afecta miraros en el espejo y no veros a vosotros mismos?

TOM HANKS: Es mágico. Funcionaba de la siguiente manera: cada uno de nuestros personajes requería probablemente tres días de maquillaje y pruebas de vestuario. En algunas ocasiones, un personaje venía justo detrás de otro y, en otras, estaban separados porque hacían piezas y te las probaban.

Sin embargo, entrabas, y esto nos ocurría a los dos, y veías seis o siete versiones del personaje. El director y Jeremy Woodhead o Daniel Parker, que eran los jefes de los dos equipos de maquillaje, y yo empezábamos a coger y elegir y poco a poco construía el personaje con su ayuda. Al final del proceso estás mirando a una persona diferente, y te llevas una gran alegría.

Ahora bien, esto se traduce en que ocho semanas después te estás duchando a las 5:45 de la mañana para empezar ese proceso una vez más, después te esfuerzas por dormirte lo antes posible y cuando te despiertas ¡boom!, ahí estás, ya eres el Dr. Goose otra vez.

¿Qué personaje os resultó más divertido interpretar y cuál fue el más difícil?

El atlas de las nubesHALLE BERRY: ¿Te miento, o te digo la verdad? [Risas] Me gustaron todos. Es decir, se supone que es lo que tengo que decir. Tengo que decir que me encantó convertirme en el Dr. Ovid, es decir, ser un hombre asiático. Nunca en mi vida se me habría ocurrido que alguien quisiera contratarme para ser un hombre asiático, por el motivo que fuese. Aquel fue probablemente un día en el que sentí que estaba haciendo algo único y que nunca volvería a tener la oportunidad de hacerlo.

Pero me gustan todos los personajes. Ser una vieja nativa de 1800 y de ahí pasar a convertirme en un ser extraterrestre de otro planeta que vino para ayudar a otro tipo de gente… Tengo la sensación de que tuve que interpretar a un grupo tan variado de personas que me resulta difícil elegir una. Todos tenían algo por lo que me gustaba meterme en sus pieles, ser esos personaje e intentar darles vida.

TOM HANKS: Zachry es un personaje muy agobiado. Está tan agobiado y se odia tanto a sí mismo que al poco tiempo acaba deprimiéndote.  Afortunadamente, solíamos trabajar unos seis días como Zachry y después decían: “Vale, ahora ve a cambiarte que vas a ser el Dr. Goose”. Llegué a disfrutar intentando envenenar a Jim Sturgess todos los días.  Es muy divertido.

La verdad es que todos los personajes nos encantan. Lo malo es que algunos solo duraron una hora y media más o menos. Hago de actor que interpreta a Timothy Cavendish en una película de televisión sobre el tremendo calvario de Timothy Cavendish, y nos reímos muchísimo comentando, durante unos 90 minutos, si era un buen actor, si era una buena película, si era un actor cutre, si era una película mala… ¿Cómo quieres que sea de bueno o de malo? Y Tom [Tykwer] decía: “Probemos de varias maneras. ¿Es esta la manera de que todo salga bien?”

La película ofrece una visión realmente interesante de las identidades, las razas, las clases y los géneros y esto también se filtra en vuestros papeles. ¿Cómo interpretasteis esto y cómo afectó a la manera en que encarnasteis a vuestros personajes?

HALLE BERRY: Fue especialmente significativo en lo que a mí respecta porque soy yo la que cuenta la historia. Estaba en una prueba de vestuario con Tom Tykwer intentando darle vida a Jo Costa. Él sacaba un vestido tras otro, a cada cual más bonito, y yo me los probaba todos. Y en un momento me dijo: “Estás preciosa. Seguramente has llevado vestidos como este antes, en 1932.” Yo simplemente lo miré y le dije: “¿Tú crees? ¿De verdad crees que los llevé? Como actor que eres, ¿crees que he hecho esto antes?” Y él dijo: “Sí, a ti todo te sienta bien. Tienes que haberlo hecho antes.” Y le dije: “Tom, piénsalo un momento”. Y de repente dice: “Ah, eres negra. No eres blanca de verdad. En 1935 no habrías sido este tipo de mujer, ¿verdad?”.

Así que, había pequeños momentos como ese que me hacían ver que todo esto es realmente conmovedor para un actor, que alguien como yo pudiera, de alguna manera, mudar la piel y hacer algo que nunca habría podido hacer de no haber sido por este tipo de proyecto que me ha dado la oportunidad de hacerlo.

¿Qué opiniones tenéis sobre el tema de la película? La regeneración de las almas, la reencarnación, ese tipo de cosas.

TOM HANKS: Yo siempre he mirado desde un punto de vista de historiador lego y entiendo que estamos todos conectados. Es decir, cuando leo, cuando leo cosas como A World Lit Only By Fire, que se ambienta en el siglo catorce, me digo: “Es como hoy en día, Es literalmente una versión diferente de como vivimos actualmente.” Sin embargo, lo que hizo David Mitchell y lo que Andy, Lana y Tom sacaron del libro de David Mitchell se materializa en Doona Bae en su papel de Sonmi 451, cuando al principio de la película dice: “La verdad es única; las versiones de las verdades son falsas verdades”, creo que es tan intenso y tan profundo que realmente sucumbe a cualquier aspecto de la condición humana a través de la palabra escrita y su grabación.

Y ocurre lo mismo hacia el final, cuando dice las palabras que después cita Susan Sarandon: “Desde la cuna hasta la tumba estamos todos conectados. Veo la película y digo: “Tengo que recordar esto, tengo que recordar exactamente cómo lo dijeron”. Y nunca lo consigo. También que, mediante nuestras decisiones de crueldad y amabilidad impactamos en las generaciones futuras, y sigue así hasta la eternidad.

Teniendo en cuenta que en este largometraje los personajes son muy diversos y que hay un tejido que los conecta porque son reencarnaciones unos de otros, ¿conseguiste conectar con las almas que iban de historia a historia?

TOM HANKS: Sí, ya lo creo. Es decir, son historias muy potentes y he hecho bromas sobre ellas, pero es completamente cierto. Cada vez que alguien entraba al plató los jefes decían: “Ah, qué bien, estás genial. Escucha, hoy tenemos un día duro. Si no haces esto bien no vamos a conseguir la escena que necesitamos para conectarlo todo”.

Es decir, esto se ve cuando Zachry saca el cuchillo de su funda y entonces en la siguiente escena Keith David va a sacar una pistola. Todo tenía que encajar con el mismo tipo de actitud. Así que consistía todo el rato en ese tipo de sutilezas.

Post Patrocinado