Inicio Series de televisión ‘Crónicas vampíricas’: amor y sangre

‘Crónicas vampíricas’: amor y sangre

2913
Cartel de 'Crónicas vampíricas' ('The Vampire Diaries')
Cartel de ‘Crónicas vampíricas’ (‘The Vampire Diaries’)

En esta época del año las series de invierno se despiden con un “nos vemos en septiembre”. Da penita, sí, pero todas nos dejan grandes regalos de despedida con esos magníficos ‘season finale’ en los que muchas tramas se cierran, otras se abren, hay giros inesperados… Vamos, todo un festival para los seguidores. Una de las que ha dicho hasta luego, porque THE CW ya confirmó hace meses su obvia renovación (como que es la joya de la corona de la cadena), ha sido ‘The Vampire Diaries’ o  ‘Crónicas vampíricas’ en castellano.

‘Crónicas vampíricas’ nos presenta a dos hermanos,  Damon y Stefan Salvatore (Ian Somerhalder y Paul Wesley), que tras ser convertidos en vampiros hace más de 100 años, vuelven a su ciudad natal, Mystic Falls. Allí reside Elena Gilbert (Nina Dobrev), quien guarda un gran parecido con la mujer que convirtió a ambos hace un par de siglos, además de dejarlos perdidamente enamorados de ella. Tenemos al hermano bueno, Stefan, y al malote, Damon, y a la chica doña perfecta, Elena. Así que habemus triángulo amoroso para varias temporadas. No están solos, a estos tres les acompañan brujas, hombres lobo y, lo que no había visto nunca, híbridos,  licántropo y vampiro todo en uno, mezclado pero no agitado. El primer híbrido es el magnífico Klaus (Joseph Morgan), que además es el primer vampiro también, es decir, pertenece a la familia de “originales”, primera generación de vampiros, los cuales gozan de inmortalidad. Como sabréis, la familia ha gustado tanto que les han dado su propio ‘spin-off’, ‘The Originals’, a mí ya me tienen ganada.

Stefan Salvatore, interpretado por Paul Wesley
Stefan Salvatore, interpretado por Paul Wesley

Sin duda uno de los puntos fuertes de ‘Crónicas vampíricas’ son sus giros argumentales y el poco miedo que tienen los guionistas de matar a quien haga falta, en la ficción claro. Todo puede pasar, por lo que la tensión en momentos cruciales aumenta, sabes que cualquier personaje por carismático o importante que parezca puede acabar muerto, vampiro, hombre lobo o lo que sea. Las escenas de exteriores son frecuentes, bosques en noches cerradas, cuevas, lagos… La estética está bastante lograda, mención especial tienen para mí los ‘flashbacks’ de los hermanos Salvatore a otras épocas pasadas como los años 20, los 80, finales del siglo XIX; la verdad es que tienen su encanto. Las escenas de acción son muy dinámicas y vistosas, con vampiros moviéndose a la velocidad de la luz, corazones sacados del pecho, transformaciones de hombres en lobos…

Imagen de un 'flashback' de Stefan
Imagen de un ‘flashback’ de Stefan

Por otro lado, hay aspectos de ‘Crónicas vampíricas’ que no me acaban de convencer, supongo que más que puntos débiles son más bien gustos personales. Está claro que el público objetivo es claramente adolescente, pero hay demasiadas tramas ‘high school’, rey y reina del baile, animadoras, fiestas de fin de curso, la graduación… Los personajes se enfrentan a grandes dramas y problemas existenciales pero, eso sí, cuando llega el baile hay que ir al baile, y ya salvaremos el mundo luego, si eso.  Si a esto le sumas que la protagonista te empieza a caer un tanto mal, pues no es una buena mezcla, he de reconocer que en esta última temporada el cambio de registro que le han dado a Elena era muy necesario y ha sido positivo. Estaba ya algo cansada de verla toda perfecta y con una moralidad intachable.

En definitiva, la ficción es recomendable, engancha y consigue sorprenderte con sus misterios y sus giros, los 40 minutos se pasan rápido y normalmente te dejan con ganas de más.  Me gustaría que la “maduraran” un poco, puede que ahora que ya se han graduado veamos alguna trama menos adolescente, aunque como la mitad son vampiros y no envejecen igual deciden hacer las maletas y empezar en otro instituto, que es lo que les va.  Tendremos que esperar a ver qué tiene preparado Julie Plec, guionista y una de las creadoras de la serie, para la quinta temporada, la verdad es que en la ‘season finale’ nos deja dos ‘cliffhangers’ (ganchos) muy interesantes que no diré por si no la lleváis al día. De momento, Plec ha anunciado que los protagonistas irán a la Universidad Whitmore College.

Neli Coma
Adicta a las series del otro lado del charco y últimamente descubriendo mi debilidad por la ficción británica. Series de todo tipo, doy oportunidad a casi todo, por eso muchas veces no paso del piloto. Comedia, drama, ciencia ficción, todo lo que merezca la pena ver y algún que otro 'guilty pleasure' también. Algunas a ritmo de emisión y otras en "modo maratón”, como buena seriéfila. Al día de todo lo que ocurre en el panorama televisivo internacional: renovaciones, cancelaciones, audiencias, estrategias de las cadenas…