Inicio Cine Crítica de Jonah Hex: La versión vaquera del Cuervo

Crítica de Jonah Hex: La versión vaquera del Cuervo

Compartir

Crítica de la película de cine Jonah Hex.

Jonah Hex es una novela gráfica de DC Comics ambientado en el Oeste, creado por el escritor John Albano y el dibujante Tony DeZuniga. Warner Bros decidió hacer la película con Jimmy Hayward como director, curtido en Pixar y responsable de “Horton”. El reparto tenía a Josh Brolin como Jonah Hex (“No Country for Old Men”, “American Gangster”, “Wall Street 2”), como el malo de la película John Malkovich (“Red”, “Con Air”) y a Megan Fox (“Jennifer´s Body”, “Transformers 1 y 2”). La película fue un fracaso comercial y en España hemos tenido que esperar a que saliera en DVD para verla.

Jonah Hex es un soldado confederado que rehusa acatar una orden del general Quentin Turnbull, se enfrenta a su mejor amigo matándolo, este es el hijo del general Turnbull que se venga de Hex asesinando a su familia, marcándole la cara y dejándolo medio muerto, pero Jonah Hex supera a la muerte y vuelve a la vida para vengarse y detener los malvados planes del general. Jonah Hex regresa de los muertos con ciertos poderes, puede hablar con los muertos y es especialmente resistente a las balas.

Jonah Hex

Lo mejor Megan Fox

Crítica: Desde un principio se dijo que la producción de la película había sido un desastre, no gustó el resultado y se filmaron nuevas escenas. El resultado final es una película entretenida pero quizás con una estética más oscura o realista podría haber quedado mejor. Josh Brolin esta muy convincente como justiciero, la cicatriz le marca toda la cara así que su interpretación se basa en poner actitud de tipo duro. John Malkovich siempre está genial y le encanta hacer de malo, su interpretación recuerda mucho a Cyrus ‘The Virus’ el despiadado convicto de “Con Air”. Pero quien más destaca sin duda es Megan Fox, en un Oeste donde todos parecen demacrados por la dureza del entorno y con los dientes amarillentos, ella reluce y muestra toda su belleza. Con un corpiño ajustado y enseñando pierna, no le hace falta actuar, solo pasearse y lucir palmito.

Es una película que merece verse y disfrutarse. No hay que pedirle ni grandes diálogos ni grandes pretensiones, las escenas de acción son correctas y hay muchas explosiones. En definitiva le doy un 7/10.


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.