Inicio Cine Críticas de cine Crítica de Shutter Island

Crítica de Shutter Island

403

Crítica de la película de cine Shutter Island.

Shutter Island
Shutter Island

En la época actual, parece que priman más los efectos especiales que el resto de elementos que componen una película, por eso es de agradecer que maestros como Martin Scorsese sigan haciendo grandes films usando las técnicas tradicionales, es decir, jugar con la iluminación, los efectos sonoros y la inquietante banda sonora.

Shutter Island es un centro psiquiátrico aislado del mundo, ambientado en los años 50, donde los médicos intentan curar a sus pacientes con diversos métodos, unos más brutales como la lobotomía y otros más modernos como la psicoterapia.

Dos investigadores llegan a la isla para descubrir que ha ocurrido con una paciente violenta que ha desparecido. Desde el primer momento se desarrolla un juego mental entre los policías, sobretodo el teniente Teddy Daniels y los médicos del psiquiátrico. Quién miente, cual es el secreto de la isla, nadie es quien dice ser, muchas dudas que se van resolviendo a medida que avanza la película.

Leonardo DiCaprio esta magnifico en su interpretación, se le ve muy maduro y convincente, otra interpretación magistral es la de Ben Kingsley interpretando al jefe médico Dr. Cawley. Mención especial para Jackie Earle Haley, apenas aparece unos minutos pero esta soberbio, es increíble que no le den más papeles importantes a este actor, porque siempre esta brillante.
Lo que más destaca este film es como Martin Scorsese juega con la mente del espectador, para que se compare con el protagonista y se vuelvan igual de locos.

Las escenas de la segunda guerra mundial, son increíbles, una autentica maravilla visual, donde el espectador podrá captar todo el horror que vive el protagonista.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.