Inicio Cine Críticas de cine Crítica de RANGO

Crítica de RANGO

1680

Crítica de la película de animación Rango.

RangoLa historia comienza cuando Rango, tras llevar toda la vida como mascota de una familia mirando pasar el mundo desde un terrario de cristal, se pierde en el Desierto de Mojave, en donde llega andando hasta un poblado perdido del Salvaje Oeste llamado Polvo, un lugar tan polvoriento como su nombre indica.

Rango espera poder integrarse, pero rápidamente empieza a destacar, incluso entre una población que incluye un alcalde tortuga, una serpiente de cascabel renegada, unos perros de las praderas que roban bancos, lagartos de Gila pistoleros y el primer lagarto hembra que conoce Rango.

Cuando Rango se convierte sin pretenderlo en el nuevo sheriff del árido pueblo y en su última esperanza para conseguir hidratarse, se da cuenta de que se ha metido en un buen lío. Es una tradición que los tipos buenos no duren mucho en Polvo, pero Rango está listo para arriesgarse mientras recorre su camino para convertirse en lo único que un camaleón no puede imitar: un héroe de verdad.

Una gran película de animación que optará  los Oscars.

RangoGore Verbinski ha hecho un gran trabajo en esta cinta de animación en el que se nota el buen hacer del director y la experiencia en películas de acción como “Piratas del Caribe”, creando una historia divertida y muy entretenida que no decae en ningún momento; el film homenajea Wensters clásicos de Clint Eastwood como “El bueno, el malo y el feo” o “Por un puñado de dolares”, de hecho, aunque de forma virtual, el propio Eastwood hace un cameo en la película.

Cabe destacar el gran cuidado en esta producción del diseño de personajes, sobre todo el personaje principal, que parece hecho a la medida de Depp, copiando incluso sus movimientos y forma de actuar, aunque no deja de recordarnos al Capitán Jack Sparrow. También es de agradecer el buen doblaje del film, ya que no han caído en la tentación de coger al famosillo de turno y han usado al mismo actor que dobla habitualmente a Johnny Depp.

A la altura de sus competidoras de Pixar o Dreamworks.

Técnicamente el trabajo de 3D es impresionante, no obstante la animación, diseño de producción, etc, son obra de la famosa Industrial Light and Magic, empresa de FX creada por George Lucas, responsable de los efectos especiales de películas como Star Wars, Jurassic Park, Regreso al Futuro y Piratas del Caribe entre otras. Tampoco podemos olvidarnos de la música compuesta por el gran Hans Zimmer, nominado al Oscar recientemente por Origen, y que sigue la misma línea del film, homenajeando al gran Ennio Morricone.

En definitiva una película ideal para poder ver toda la familia y disfrutarla con un buen paquete de palomitas del 1 al 10 le doy un 8.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.