Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Mud’: turbio adiós a la infancia

Crítica de ‘Mud’: turbio adiós a la infancia

498

Cartel de 'Mud'

Jeff Nichols ya había logrado sorprenderme con la escalofriante ‘Take Shelter’, un duro retrato de la esquizofrenia protagonizado por un magistral Michael Shannon.

Ahora, con ‘Mud’, la sorpresa ha sido aún mayor. Lo primero por su innegable talento para narrar una gran historia de aventuras al más puro estilo Mark Twain bajo la pariencia de cine ‘indie’, sin dejar de ser fiel a ninguno de los dos estilos. Lo segundo por el magistral trabajo de un Matthew McConaughey que ya había dado muestras de su buen hacer en ‘Killer Joe’ y que dentro de poco estrenará ‘The Wolf of Wall Street’ junto a Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio, dos titanes que han permitido al actor texano jugar en su misma liga. La historia está narrada bajo el prisma de un adolescente de 14 años cuyo mundo está a punto de derrumbarse por la perturbadora personalidad de un joven que vive, cual Robinson Crusoe, apartado de la civilización.

En pleno Mississippi, Ellis y Neckbone descubren el perfecto escondite para dos chicos de su edad: una barca encallada en la parte alta de un árbol. La barca, no obstante, ya pertenece a un fugitivo llamado Mud (Mathew McConaughey) que decide cederles su propiedad con la condición de ayudarle a huir de unos cazadores de recompensas que andan tras su pista. Los dos amigos dirán adiós a sus infancias al ser testigos del derrumbamiento de los ideales de amor y fidelidad que creían hasta entonces inquebrantables. Al fin y al cabo, Nichols nos está hablando de la caída de los mitos infantiles que se transforman en mentiras al llegar la vida adulta.

Matthew McConaughey ofrece una gran interpretación

‘Mud’ no es solo una pequeña historia sobre las andanzas de dos imberbes fisgones; es ante todo un relato acerca de la admiración que siente Ellis por el amor idílico de Mud y su amada Juniper (Reese Witherspoon), algo ya inexistente en el baldío matrimonio de sus padres.

El filme de Nichols fue de lo mejorcito durante el pasado Festival de Cannes junto a ‘El azul es un color cálido (La vie d’ Adele)’, ganadora de la Palma de Oro, y desde luego es de lo mejor que se ha estrenado este año en nuestro país.

Lo mejor: poder revisitar a Mark Twain.

Lo peor: la posibilidad de que un filme con tantísima calidad como ‘Mud’ pase inadvertido en cartelera entre tanto ‘blockbuster’ veraniego.

Reseña Panorama
Crítica de 'Mud': turbio adiós a la infancia
Aitor Lopez
A pesar de gastar bastante tiempo en su Licenciatura de Historia siempre le apasionó el cine; desde los blockbusters de Lucas y Spielberg, que devoraba de pequeño, a los Ford, Coppola, Scorsese y Wilder de los que disfruté más adelante. Así, movido por un irrefrenable deseo de ser fiel a sí mismo, se mudó de Zaragoza a Barcelona para realizar un Master en Estudios de Cine con la esperanza de que este le abriera las puertas del competitivo mundo periodístico. Desde la Ciudad Condal compagina su pasión por el cine con la historia, los comics de superhéroes y alguna pachanga baloncestística ocasional.Podéis leerme también en http://cinepropagandaycintasdevideo.blogspot.com