Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘DAYBREAKERS’

Crítica de ‘DAYBREAKERS’

Compartir

‘DAYBREAKERS’ interesante vuelta de tuerca del género del cine de vampiros con sabor agridulce

‘DAYBREAKERS’ está Dirigida por los hermanos Michael y Peter Spierig (Los no muertos), y protagonizada por Ethan Hawke, Willem Dafoe, Sam Neill y Isabel Lucas. Los efectos de maquillaje han corrido a cuenta de WETA Workshop, responsables de los efectos especiales de “Avatar”, “District 9” o la saga del “Señor de los anillos”.

‘DAYBREAKERS’ Nos lleva al año 2019 donde casi todos los habitantes del planeta han sido infectados por una misteriosa plaga que los ha transformado en vampiros. Los humanos son ahora una especie en peligro de extinción, se han convertido en ciudadanos de segunda, y se ven obligados a vivir recluidos, escondiéndose para escapar de los vampiros que se dedican a cazarlos o a criarlos en granjas donde fuerzan tanto la máquina que están a punto de causar su extinción.

Su salvación está en manos de Edward Dalton, un vampiro investigador que no se alimenta de sangre humana y está intentando dar con un sucedáneo de la sangre que pueda alimentar a los vampiros y salvar, así, a los pocos humanos que quedan. Todo parece perdido en esta carrera contrarreloj y se agotan las esperanzas de dar con una solución… hasta que Ed conoce a Audrey, una superviviente humana que le revela un impresionante avance médico. Armado con una información por la que matarían tanto humanos como vampiros, Ed deberá enfrentarse a los suyos en una batalla mortal que decidirá el destino de la raza humana.

Critica Daybreakers

Crítica:

La película da una vuelta de tuerca más a un género que en los últimos años está tan de moda con sagas como “Crepúsculo” y “Underworld” o films como “Soy Leyenda” o la sueca “Déjame entrar”, un género en el que está todavía por llegar la anunciada “Drácula” de Alex Proyas; el mundo de la televisión tampoco es ajeno a esta moda con series como “Moonlight”, la exitosa “TrueBlood”, o la recientemente estrenada “Crónicas Vampíricas”.

Tenía muchas ganas de ver ‘Daybreakers‘ por muchas cosas, primero por ver una película de vampiros decente, lo segundo, ver a Ethan Hawke y Willem Dafoe, que son dos de mis actores favoritos, y la verdad… es que me ha dejado un sabor agridulce.

La película comienza muy bien, mostrándonos a los vampiros en situaciones cotidianas con sus profesiones y estatus social. Una sociedad futurista que se ha adaptado a su nueva condición de vampiro, creando soluciones para poder moverse en las horas de luz, haciendo un mundo más creíble para el espectador.

A medida de que va avanzado el film lo que podía ser una buena película de ciencia ficción, va decayendo, convirtiéndose en una típica película de serie B, mostrándonos todas las carencias del guión, no explican como han llegado a estar en esa situación y de vez en cuando insinúan que fuera algo que podían elegir, la verdad si me dan a elegir entre ser vampiro o servir de cena, prefiero ser vampiro. Claro que con esta situación no es de extrañar que todos sean vampiros.

Tampoco se libra de las comparaciones ya que recuerda a mucho a películas como ‘Abierto hasta el amanecer’ de Robert Rodríguez y el tema que tratan ya se abordaba en la película ‘Soy Leyenda’ con Will Smith, en el que los humanos son infectados por un virus convirtiéndolos en salvajes bestias de la oscuridad, o la forma de almacenar a los humanos, bien puede recordarnos a la saga de ‘Matrix’ o a la fábrica de robots de ‘Los Sustitutos’ con Bruce Willis.

Los actores están correctos aunque como digo, el guión no es para tirar cohetes. De los efectos especiales poco se puede decir ya que nos sitúan un pocos años más en el tiempo, mostrando una ciudad futurista muy similar a nuestros días con algunos avances que les solucionan el poder manejarse a la luz del día y los monstruos que aparecen son aceptables.

En definitiva una película entretenida para los amantes del género habidos de ver sangre y de escenas de humanos contra vampiros, ballesta en mano.


Reseña Panorama
Crítica de DAYBREAKERS
Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.