Crítica a El ritmo de la venganza: desastre del que vengarse
Críticas de cine

Crítica a El ritmo de la venganza: desastre del que vengarse

El ritmo de la venganza

El ritmo de la venganza se estrena hoy en la cartelera española, dirigida por Reed Morano y protagonizada por Blake Lively y Jude Law.

En El ritmo de la venganza. Stephanie Patrick sufrió la pérdida de su familia en un accidente de avión. Cuando descubre que el accidente no fue tal, su rabia encontrará un nuevo sentido a su vida y se adentrará en una peligrosa misión para intentar descubrir la verdad y vengar a su familia.

Un desastre a muchos niveles

Es un cúmulo sin sentido de tramas que avanza sin sentido y que, cada una es más lamentable que la anterior, en la que ninguna llega a ser mínimamente decente. El guion, basado en una novela, destila agujeros y fallos por todos lados, incongruencias por doquier y una falta de cohesión enorme. Se nos presentan una serie de personajes que yo pensaba que eran de cartón hasta que empezaron a hablar; planos y sin desarrollo. También son un auténtico desastre.

El ritmo de la venganza

El ritmo de la venganza cuenta con una pocas escenas de acción,

que son de lo poco que se puede salvar del metraje tan desastroso por momentos y tan incongruente por otros. El último tercio agrava los desastres de los dos primeros, en los que los momentos feministas, metidos con calzador, solo hacen que la protagonista principal quede más plana y básica aún en sus diálogos ya forzados de por sí.

El ritmo de la venganza

El mundo que rodea la trama de El ritmo de la venganza es absurdo y encima aparece un romance que no tiene ni pies ni cabeza, solo para rellenar minutos de una película que roza lo predecible, absurdo y forzado que no tiene ni pies ni cabeza. Un cúmulo de aspectos metidos con calzador para satisfacer a alguien, digo yo. Pero en general es un total y absoluto desastre.

¿Qué te parece El ritmo de la venganza? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales.