Capucha Roja, el Forajido: Príncipe de Gotham. Jason vuelve a casa Capucha Roja, el Forajido: Príncipe de Gotham. Jason vuelve a casa
Cómics

Capucha Roja, el Forajido: Príncipe de Gotham. Jason vuelve a casa

Vamos a conquistar Gotham, sin reglas, sin límites, al estilo Todd, con una palanqueta en la mano en Capucha Roja. El Forajido

Vamos a conquistar Gotham, sin reglas, sin límites, al estilo Todd, con una palanqueta en la mano en Capucha Roja. El Forajido.

Después de mucho sin ver la Serie de Jason Todd en España, vuelve dentro de la iniciativa de “temporadas” de ECC Ediciones. Un año casi de publicación de golpe, coincidiendo con las consecuencias de ‘Héroes en Crisis’ y antes de El Evento Leviatán, este tomo es el punto de inflexión para Capucha Roja, su regreso a su idea primigenia: ser el malo para abatir al malo. Pero eso, no es del agrado de Batman.

Jason Todd es el Forajido, antes eran un grupo, eran amigos, familia, pero al final la cosa no funcionó, y Capucha Roja tomó su propio camino. Pero nunca olvidó a los suyos. Que Roy Harper muera, es lo último que le faltaba al héroe para volver a perder la fe, para cambiar otra vez de bando. Pero no es así, sus métodos siempre han sido extremos, sus peleas con Batman legendarias, pero ha llegado el momento de dar un paso más. El plan original aún sirve, ser un criminal para dominar al os criminales. Y si necesita a más compañeros, los contratará, los convertirá en sus seguidores, pero no en sus compañeros, duele demasiado perderlos.

Capucha Roja, el Forajido

Scott Lobdell lleva tan to tiempo en la serie que se conoce de memoria todo lo que es Jason Todd. Es capaz de hacerlo virar sin dificultad, de enfocarlo dentro de su mundo. De hecho, el ha creado buena parte de este nuevo mundo de Capucha Roja desde los Nuevos 52. EL cambio que ha sufrido el personaje estaba encaminado, el mundo no dejaba de fallarle, y ahora, la persona que nunca le falló, ha muerto, el cambio tiene que llegar, de golpe, y por la fuerza. Y eso le lleva a mas enfrentamientos con Batman, sobre todo cuando decide volver a Gotham, a su ciudad a cambiarla desde el otro lado, el oscuro.

Si, la historia parece un poco manida para Capucha Roja, entrar y salir de los bandos contrarios ha sido un poco su modus operandi estos años, pero es algo que está dentro de su personalidad, es cambiante, alterada, y sobre todo, tiende a la violencia y a la inseguridad. Porque una de sus bases es que no sabe a donde pertenece, ¿es un producto de las calles, de Batman, de la muerte prematura? Esas respuestas son siempre lo que busca, de pelea en pelea, de plan en plan, hay que recordar, que lo entrenó el mejor detective del mundo, el mejor luchador contra el crimen, y sabe como planear a largo plazo. Ahora es el príncipe, mañana, el rey.

EL dibujo se reparte entre Pete Woods, Stephen Segovia y Clayton Henry, todos son de sobra veteranos en los superhéroes, y saben hacer su trabajo. Quizás sea Woods el más espectacular, y Segovia el más potente visualmente, pero Henry no es peor que ellos. De trazo más simple, pero sabe contar la historia con soltura. El resultado es un tomo que se adapta al arte, y la unión con un guionista puro de supers como es Lobdell, hace que todos den lo que mejor saben hacer.

Capucha Roja el Forajido: Príncipe de Gotham, es el principio del cambio en el personaje, nuevo traje, armas y actitud, es un nuevo plan que se basa en un viejo plan, pero nadie sabe hasta donde llegará ahora, porque Jason Todd ha crecido mucho en estos años, no es solo un enemigo de Batman, ni su ayudante. Ahora es tan peligroso, que los mejores detectives del mundo lo tienen en la lista para ser Leviatán, el villano que ha puesto patas arriba el mundo. Y eso demuestra que ya no es un héroe segundón, sino un antagonista de primera línea.