fbpx Arnold Schwarzenegger cuenta un secreto del rodaje de Terminator 2
Cine

Arnold Schwarzenegger cuenta un secreto del rodaje de Terminator 2

Terminator tendrá una adaptación anime en Netflix

Aunque se estrenó en 1991, la película Terminator 2 protagonizada por Arnold Schwarzenegger, sigue siendo una de las mejores historias de ciencia ficción del cine.

Terminator 2 fue un éxito comercial que encumbró a su director James Cameron y a sus actores Arnold Schwarzenegger, Linda Hamilton, Robert Patrick y Edward Furlong. Después de esa espectacular secuela, han intentado replicar la fórmula con más películas de la saga sin el mismo resultado.

Uno de los grandes aciertos es que en la primera entrega el T-800 de Arnold Schwarzenegger era el villano, mientras que en Terminator 2 se convirtió en el protector de John Connor y por tanto del futuro de la humanidad.

Ahora el actor Arnold Schwarzenegger ha contado una anécdota del rodaje de Terminator 2, ya que a su esposa Maria Shriver y a sus hijos les encantaba ir a los sets de producción de sus películas. Pero en esa ocasión la cosa no fue también como esperaban.

“Mi hija Katherine llegó al set cuando estábamos en medio de la filmación de Terminator 2. Y entonces me vio cuando la mitad de la cara se había ido y el ojo se estaba iluminando y todo eso. Todo este tipo de maquillaje extraño, así que ella comenzó a gritar y llorar en el set porque no entendía por qué papá se veía así”.

Su hija actualmente está casada con Chris Pratt.

Arnold Schwarzenegger bromeó diciendo que “nunca, jamás pensó” que Katherine crecería para casarse con un actor, basándose en su reacción extremadamente adversa al ver a su padre en Terminator 2. Pero parece que ella superó sus miedos y actualmente está casada con otra estrella de acción como Chris Pratt, al que hemos visto en Guardianes de la Galaxia y en Jurassic World.

En otro momento también recordó una anécdota de la película de 1990 Poli de Guardería (Kindergarten Cop), una historia totalmente diferente a Terminator 2, ya que era una comedia con un toque de acción para un público más infantil. Arnold Schwarzenegger elogió a sus compañeros de reparto más jóvenes y les dio crédito por haberlo ayudado a prepararlo para la paternidad. Da la casualidad de que su esposa había dado a luz a Katherine poco antes de que comenzara la producción. También compartió sus recuerdos de la famosa línea “No es un tumor”. Según él, los niños se reirían a carcajadas en esa escena, incluso cuando el hombre corpulento e intimidante lo gritaba. Recordó que el director Ivan Reitman le dijo: “Si los niños se ríen de tu forma de sonar, creo que el público también se reirá”.