Películas de DC Comics

Zack Snyder usó bots y amenazas para conseguir su Snyder Cut

Un reportaje de Rolling Stone revela la verdad sobre el movimiento Snyder Cut y el uso de bots y amenazas en beneficio de Zack Snyder.

Estábamos en la primavera de 2020 y Zack Snyder estaba cada vez más nervioso. Durante aquellas semanas, el director exigió en repetidas ocasiones que se eliminaran los nombres de dos productores de su apreciado Snyder Cut, la película de superhéroes de DC Comics que había descalabrado en taquilla tres años antes. Esos productores eran Geoff Johns y Jon Berg. El poderoso agente del cineasta comenzó a llamar a Warner Bros. Pictures diariamente para verificar el motivo por el que la pareja de productores no había sido eliminada todavía de la lista de créditos.

Al mismo tiempo, la esposa de Zack Snyder, Deborah Snyder, también productora de la película, comenzó a presionar a un ejecutivo en el departamento de historia de Warner Bros. con el mismo propósito. El propio director admitió que su pareja “solicitó al estudio” que interviniera después de que se ignorara “una demanda personal” en relación a Geoff Johns y Jon Berg.

El 26 de junio de 2020, Zack Snyder se hartó de esperar a Warner Bros. Según varias fuentes familiarizadas con este asunto, el director del Snyder Cut se enfrentó a un ejecutivo del departamento de posproducción del estudio y le lanzó una amenaza: “Geoff Johns y Jon Berg están tardando demasiado en quitar sus nombres de mi película. Por eso, ahora voy a acabar con ellos en las redes sociales“.

El nacimiento del movimiento a favor del Snyder Cut

Zack Snyder - Snyder Cut
Warner Bros. Pictures

Un movimiento surgió en las redes sociales y fue construyéndose en torno a la figura de Zack Snyder a partir de, más o menos, 2018. Exigían a Warner Bros. el lanzamiento del Snyder Cut, el corte del director de la Liga de la Justicia. A medida que las demandas del cineasta se fueron intensificando entre bastidores, como la necesidad de obtener más dinero para terminar la versión de cuatro horas de una película de HBO Max o incluso el acceso a la propiedad intelectual a pesar de ser personajes de DC, también se intensificó la avalancha de ataques y amenazas dirigidas al estudio.

Llamamientos a boicots, solicitudes de despido profesional, amenazas de muerte. Los fans de Zack Snyder persiguieron a cualquiera que considerara un peligro para el denominado SnyderVerse. Esto incluyó al director Adam Wingard, ya que Godzilla vs Kong se estrenó en HBO Max solo trece días después del Snyder Cut y ganó más atención entre el público de masas. Otras películas como Wonder Woman 1984, en la que Geoff Johns participó como guionista, también fueron boicoteadas. La embestida fue tan grande que se llegó al acoso cibernético, por lo que en Warner Bros. se vieron obligados a involucrar una división muy estricta de seguridad. En declaraciones a la revista Rolling Stone, un portavoz de Warner Bros. Discovery no quiso pronunciarse al respecto, “ya que este asunto pertenece al pasado, no al liderazgo de la nueva compañía“.

El uso de bots para mantener encendida la llama

Zack Snyder - Snyder Cut
Warner Bros. Pictures

A medida que aumentaba el caos en redes sociales, muchos expertos cuestionaron cómo de orgánica era realmente la legión de fans de Zack Snyder. Según dos informes encargados por Warner Media y obtenidos por la revista Rolling Stone, al menos el 13 % de las cuentas que participaban en las conversaciones sobre el Snyder Cut era falsas, muy por encima del 3-5 % que los expertos cibernéticos dicen que suelen ver en cualquier tendencia. Esto hace una idea muy clara del nivel de bots que estaban empleando.

Dos firmas contactadas por la revista Rolling Stone (Q5id y Graphika), especializadas en rastrear la autenticidad de las campañas en redes sociales, también detectaron actividad falsa proveniente de la comunidad de fans de Zack Snyder. Otra firma, Alethea Group, descubrió que la página web “forsnydercut”, quien afirma haber hecho que el hahstag del Snyder Cut se volviera viral en mayo de 2018 y se convirtió en el centro de operaciones para el regreso del director al DCEU, fue registrada a nombre de una persona que también dirigía una agencia de publicidad que promovía su capacidad de traer “tráfico instantáneo y barato a su sitio web”. Vamos, una empresa que vendía bots.

La revista Rolling Stone ha hablado con más de veinte perdonas involucradas, tanto en la Liga de la Justicia original como en el Snyder Cut. La mayoría de ellas cree que Zack Snyder estaba trabajando para manipular la campaña mediática en su favor. Por su parte, el director afirma que “si alguien estaba moviendo los hilos en las redes sociales, era Warner“. El director defiende que el estudio estaba “tratando de aprovechar mi base de fans para reforzar los suscriptores de su nuevo servicio streaming“. Sin embargo, otra fuente de Rolling Stone cree todo lo contrario. “Zack era como una especie de Lex Luthor, estaba causando estragos“, dice.

La solicitud para el regreso de Zack Snyder al DCEU

Liga de la Justicia
Warner Bros. Pictures

Durante un tiempo, los estudios rivales como Marvel Studios y los ejecutivos de marketing digital se sintieron intrigados por la movilización de los fans de Zack Snyder. Se preguntaron cómo ellos podrían aprovechar mejor el poder de las redes sociales. Muy pronto, muchos empezaron a cuestionar lo que parecía ser una actividad sospechosa. Hahstags como el del Snyder Cut saturaron las redes sociales a partir de finales de 2019, acumulando cientos de miles de tuits al día para presionar a Warner a lanzar el corte del director. Y, cuando el estudio finalmente lo lanzó en marzo de 2021, otro hahstag apareció para pedirle al estudio que diera luz verde a más películas del DCEU con este director. Acumularon más de un millón de tuits al día. La cosa empezaba a preocupar.

Solo hay que mirar la caída. El primer hahstag estaba en tendencia con un millón de tuits diarios. Eso era cuando querían lanzar el Snyder Cut. En cuestión de días, se redujo a apenas 40.000 tuits“, explicó un ejecutivo relacionado con el marketing digital. El mismo ejecutivo que afirmó que el fenómeno de Zack Snyder se había convertido en el tema de conversación de Hollywood. “No ves una caída como esa si estamos delante de algo orgánico”. Sin embargo, el ejecutivo sostiene que es una operación clásica de “movimiento militar en redes sociales“. Como una especie de rearme de las bases.

A mediados de enero de 2021, tres meses antes del estreno del Snyder Cut, una cuenta de Instagram publicó una espantosa imagen. En ella se veían las cabezas decapitadas de Geoff Johns, Walter Hamada y Toby Emmerich. La imagen circuló rápidamente entre el fandom. Los devotos de Zack Snyder incluso etiquetaron a las cuentas de algunos de los hijos de este trío de ejecutivos para que vieran la imagen. Terrorífico. Publicaciones tan alarmantes como esta fueron las que llevaron a Warner Media, preocupados por la seguridad de sus empleados, a dar el inusual paso de encargar discretamente una serie de informes a una firma de seguridad cibernética. Querían analizar lo que estaba sucediendo.

La escalada de la violencia en redes sociales

Liga de la Justicia
Warner Bros. Pictures

Aquellos informes habían adquirido un estatus casi legendario dentro de Warner Bros. Algunos dudaban incluso de su existencia. Sin embargo, un pequeño grupo de la empresa sí tenía acceso a ellos. El informe principal, fechado en abril de 2021 y titulado “Presencia en las redes sociales del Snyder Cut”, ofrecía una visión escalofriante del poderoso movimiento en favor de Zack Snyder.

Después de investigar las conversaciones online sobre Zack Snyder y los hahstags del Snyder Cut, hemos un aumento en la actividad negativas por autores reales y falsos“. Esas fueron las conclusiones a las que llegaron los analistas tras el estudio. “Una comunidad identificada estaba formada por autores reales y falsos que difundían contenido negativo sobre Warner Media por no restaurar un universo de películas. Además, se han identificado tres líderes principales entre los autores escaneados en Twitter, Facebook e Instagram. Un líder para cada plataforma. Estos líderes recibieron la mayor cantidad de participación y tienen muchos seguidores, lo que les da la capacidad de influir en la opinión pública“.

Además, según el informe, muchos autores estaban difundiendo “contenido dañino” sobre la entonces presidenta de Warner Bros. Pictures, Ann Sarnoff. Ella había llamado “tóxico” al fan de Zack Snyder en una entrevista concedida a Variety. “La mayoría de los autores la llamaba mentirosa“, por la afirmación de que no había un Snyder Cut de la película. Exigían que Warner Media la despidiera inmediatamente. Estos autores también comenzaron a usar hahstags que llamaban al boicot. En otro informe interno, se encontró una subcomunidad activa que se dedicaba únicamente a atacar a Geoff Johns.

¿El coste para Warner? Una inversión de 100 millones

La revista Rolling Stone pidió a otras tres empresas de ciberseguridad e inteligencia de redes sociales que analizaran los datos relacionados con Zack Snyder durante los meses previos al lanzamiento del Snyder Cut. Querían encontrar indicios de actividad falsa en las redes sociales. Esa actividad se puede revelar de diversas formas, incluidos los intentos de manipular el discurso en las redes sociales o el uso de software para automatizar publicaciones. Además de la actividad de participación, lo que usualmente llamamos bots. La directora de información y directora de tecnología de Q5id, Becky Wanta, afirma que el análisis de su empresa indica que “no hay duda de que los bots estuvieron involucrados”.

Hay ciertos patrones que emiten los bots que vimos aquí“, asegura Wanta. “Llegan casi al mismo tiempo y en grandes cantidades. Y muchas veces el origen de miles o incluso millones de mensajes se puede rastrear hasta una sola fuente o dos. A veces, se pueden rastrear hasta servidores inusuales en países remotos. Y su contenido será precisamente similar“. Eso significa que un fandom amplificado por cuentas falsas provocó el lanzamiento del Snyder Cut en beneficio de Zack Snyder. Esto le costó a un gran estudio como Warner Bros. unos 100 millones de dólares en inversión, para relanzar una película que ya había fracasado cuatro años antes.

La polémica no ha terminado todavía…

La campaña no terminó con el estreno del Snyder Cut el pasado 18 de marzo de 2021. The Wrap informó en mayo que los bots podían haber influido en que Zack Snyder ganara dos estatuillas a los premios de los fans en los Oscars de este año. Y, de acuerdo con la firma de redes sociales Graphika, el patrón de una avalancha de fanáticos en las redes sociales, en su mayoría orgánico, fue aumentado por una cantidad de cuentas falsas. “Vemos signos claros de actividad coordinada online entre mayo y junio de este año, cuando varias comunidades impulsaron hahstags que promocionaban al director y criticaban a Warner“, dice Avneesh Chandra, analista de datos de Graphika.

Graphika Group señala que existen cuentas que parecían existir solamente para bombardear las redes sociales. Sobre todo, las respuestas de las cuentas oficiales de Warner Media con hashtags constantes en favor de Zack Snyder. Esto es algo que muchos hemos podido comprobar en los últimos años. Y, visto lo visto, está muy lejos de desaparecer… Aunque la cosa se va calmando lentamente.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Ya hay fecha para disfrutar en casa Black Adam

James Gunn comparte su Spotify Wrapped y desvela su proyecto secreto

David Lorao

Shazam 2 borra de la película una escena muy polémica

David Lorao