Películas de DC Comics

Zack Snyder salva a La liga de la Justicia

Liga de la justicia de Zack Snyder

La Liga de la Justicia de Zack Snyder devuelve la fe a los fans de DC.

El pasado 18 de Marzo se estrenó en HBO Max, La liga de la justicia de Zack Snyder, el film que por años los fans de DC comics habíamos estado esperando, fue estrenado en las principales plataformas de streaming a nivel mundial. Y es que aquella Liga de la justicia que llegó a los cines de todo el mundo  en el 2017 bajo la dirección de Joss Whedon fue en pocas palabras “decepcionante”. Dos horas que llegaron a sentirse eternas a causa de una producción llena de fallos, carente de verdaderas emociones, de historias profundas, de más acción y de un humor al estilo de la película: Cuando Harry encontró a Lloyd (dumb and dumber). 

Para quienes crecimos admirando a superhéroes como Superman, Batman, Wonder Woman, Flash o Aquaman, saber que DCEU (DC Extended Universe) estaba preparando una película donde todos nuestros ídolos se unirían para defender al planeta de un gran villano, era ver cumplido uno de nuestros sueños de infancia. !La liga de la justicia llegaría a la gran pantalla!, y aunque para ese momento MCU (Marvel Cinematic Universe) ya llevaba un largo camino recorrido en películas de superhéroes, DC contaba con algo incomparable… tres de los superhéroes más famosos de todos los tiempos: Batman, Superman y Wonder Woman.

La Liga de la Justicia de Joss Whedon, un error tras otro.

A simple vista, La liga de la justicia tenía la fórmula perfecta para ser un completo éxito, pero una mala mezcla de dirección y montaje la llevaron a lograr solo  658 millones dólares en taquilla y una puntuación apenas aceptable de 6.2/10 en el sitio especializado en cine y series IMDB.  Pero para suerte de los fans de DC,  Justice League: The Snyder Cut llegó para salvar lo que su predecesora había hecho. Zack Snyder le devolvió el alma a La liga de la justicia y con ello, nuestra fe en DCEU. 

Desde la composición del póster, hasta la paleta cromática usada, ya podíamos anticipar que esta nueva  versión de Justice League sería más oscura, más profunda y con Wonder Woman como protagonista; uno de los personajes más queridos por el público. 

Zack Snyder creó una Liga de la justicia  tan diferente  a la del 2017, que casi se sintió como un film completamente nuevo, y no solo por las casi dos horas de contenido extra, sino por su visión de la historia y la forma en que es contada. A medida que la película avanzaba no podía dejar de preguntarme por qué habían eliminado tantas escenas que sin duda resultaban trascendentales.

¿Fue acaso culpa del director Joss Whedon en un intento por sabotear  el universo extendido de DC, tras haber dirigido dos de las películas de Avengers, o tal vez fue culpa de Warner Bros al exigir un largometraje menos profundo y de poca duración?  O  quizás,  Joss Whedon nunca fue capaz de entender a La Liga de la justicia como lo hizo Zack Snyder. Son muchas las teorías que se han creado tras el lanzamiento de la versión de Snyder, pero sea cual sea la verdadera respuesta, lo cierto es que Zack logró recuperar una historia que a simple vista parecía insalvable.

¿A qué se debe el éxito de la versión de Snyder?

A través de la mirada de Snyder logramos entender las motivaciones de personajes como Cyborg, cuya historia en la primera parte había sido presentada de manera tan superficial que fue casi imposible empatizar con él. Conocemos más sobre las Amazonas y su sacrificio para  evitar que Steppenwolf se apodere de una de las cajas madre; así como el sufrimiento de Lois Lane tras el fallecimiento de Clark Kent.  Los intentos de humor poco inteligente desaparecen en su mayoría, dejando ese tipo de diálogos solo a Flash, un personaje que también toma gran relevancia y cuya oportuna participación es vital para momentos tan importantes como la resurrección de Superman y la separación de las cajas madre.

Sin embargo, Flash es uno de esos personajes que aún en esta nueva versión sigue presentando falencias y es que su alto coeficiente intelectual no suele ser muy coherente con sus continuos comentarios fuera de tono que lo hacen lucir como una persona poco perspicaz. Tal vez DCUE debería abstenerse en un futuro de incluir comedia en sus creaciones, o en caso de hacerlo, asegurarse que lo escriba alguien experto en el tema. Por otro lado, The Snyder cut  también nos presenta a una  Wonder Woman más fuerte  que no duda en matar a sus enemigos, incluso llegando a cortar la cabeza de Steppenwolf cuando este ya había sido derrotado. 

Superman, el regreso de un héroe.

Por supuesto, resulta imprescindible nombrar a Superman y su nuevo traje negro que lo hace lucir más poderoso que nunca. Y aunque su aparición es corta,  es sin duda una de las más esperadas, pues el esfuerzo del resto de los integrantes de La liga de la justicia para combatir a Steppenwolf no parece ser suficiente sin el apoyo de Kal-El. Steppenwolf, por su parte, también mostró una mejora en su diseño al presentarnos una armadura y un rostro más temible al presentado en la primera versión. Y finalmente, es la aparición de Darkseid como el villano supremo lo que termina por elevar la aprobación del film de 6.2/10 como lo había nombrado al inicio, a una calificación de 8.3/10 en IMDB.

Snyder logró satisfactoriamente resolver todas las dudas que nos había dejado Justice League (2017), y creó el film que los fans de DC Comics habíamos estado esperando con ansias. Uno, en el que la emoción se mantiene durante los  242 minutos de duración y nos deja con ganas de una segunda parte. 

¡Gracias Zack Snyder!