Inicio Cine Yuri’s Omen, un viaje a Chernobyl en el Festival de Sitges 2012

Yuri’s Omen, un viaje a Chernobyl en el Festival de Sitges 2012

387

Yuri’s Omen

El Festival de Sitges se distingue de otros festivales de cine por la comunión que se genera entre el festival y su público, gracias a la propuesta mayormente lúdica, a la temática del festival, al marco incomparable de Sitges y, sobre todo, a la entrega de los fans, ya sea en las proyecciones o en las actividades paralelas como la Zombie Walk.

El cortometraje Yuri’s Omen, dirigido por Jordi Montornés y producido por AVED Producciones, competirá en la Sección Oficial Fantástico de la presente edición. Se presenta en Sitges 2012 con la misma filosofía festiva. El corto se proyecta el jueves día 11 a las 12:45h en el Retiro, pero ya el día de la inauguración (4 de octubre) podréis ver a Konstantin, su característico protagonista, paseando por la ciudad.

De este modo, AVED Producciones quiere dar a conocer el corto al público de Sitges. Para celebrar el éxito de tenerlo seleccionado en uno de los festivales de fantástico más importantes del mundo, organiza un concurso relacionado con el hombre enmascarado. Sus bases las podréis encontrar en www.aved.es.

Sinopsis: Yuri’s Omen  cuenta la incursión de Konstantin Mirkomniev en la zona contaminada de Chernobyl para investigar una misteriosa anomalía. Sin embargo, su conexión con el lugar viene de lejos, pues durante generaciones su familia vivió en Tremaneve, un pequeño pueblo que fue devastado cien años atrás por un incendio que mató a todos los varones menos a su tatarabuelo, todavía en el vientre materno. Desde entonces, todos los hombres de la familia Mirkomniev han muerto a la edad de 25 años, los mismos que Konstantin acaba de cumplir. Así, el motivo de su viaje es encontrarse con su pasado, descubrir el oscuro secreto de su familia y acabar con la maldición que ha azotado su linaje durante generaciones.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.