Young Justice 6. Están juntos, libres, y tienen ganas de bronca Young Justice 6. Están juntos, libres, y tienen ganas de bronca
Cómics

Young Justice 6. Están juntos, libres, y tienen ganas de bronca

young justice 6 DC Comics

young justice 6

Llega el final de la saga de Mundogema, y lo hace a golpes, al estilo Young Justice, acción y humor desatada y sin límites.

Los nuevos y los viejos integrantes de Young Justice ya están juntos y dando caña, ahora es cuando toca vencer al malo, y lo hacen rápido y duro, porque tienen un Superboy, una Wonder Girl y un Impulso, lo que significa un kryptoniano, una amazona y a un velocista, los seres más poderosos del mundo DC, eso si, con un concepto muy diferente del trabajo, pegar al malo es divertido, son Young Justice, y su curro, mola.

NO BUSCAN LÍOS PERO SIEMPRE ENCUENTRAN

Mundogema tiene un villano y una defensora, y a ésta la apoyan un grupo de humanos, superpoderosos y entrenados para combatir el mal. La batalla está servida, el problema es que Young Justice no pelea como los demás héroes, son únicos, improvisan todo, se mueven juntos pegan juntos, y desde luego, no hacen caso a ningún adulto. Ni la trampa más peligrosa los detiene, ni el obstáculo más gigante, pero eso de acabar con el problema sin dejar un destrozo, es otro tema.

Brian Michael Bendis recupera sus ganas de diversión con esta serie, y se nota, porque no tiene recato en volver a sus diálogos rápidos y sinsentido, que sirven para dar ese toque juvenil a unos protagonistas que creen que su trabajo se puede hacer sin volverse Batman, Wonder Woman o Flash, sino hacerlo a su manera. Aunque esta vez ya no necesita contar que hacían los héroes cuando acabaron en Metrópolis y Mundogema, ha dejado el tema de Jinny Hex y Teen Lantern para más adelante, y se deja llevar por la pelea y por la conclusión de la aventura, que no es precisamente la deseada por Young Justice, pero que va a dar pie a unas cuantas locuras más.

EL ADIOS A GLEASON SE NOTA

El arte de John Timms responde al lo que busca Bendis, espectacular, colorido y dinámico. Con un dibujo de viñetas grandes y espectaculares, en las mas pequeñas destaca la cantidad de lineas que utiliza para llenar el espacio. Detallado sin resultar barroco. Quizá el único “pero” que podríamos ponerle es que todas sus figuras son iguales, no hay demasiadas diferencias en los físico, demasiado regular, no podrías distinguir a los personajes por edades o por crecimiento cuando decididamente están separados por edad, solo los detalles como la barba de Conner te deja un espacio para ver quien es el mayor de todos ellos.

Young Justice sigue el mismo ritmo histérico y desenfrenado que le da la frescura que todos queremos leer en una aventura de adolescentes superpoderosos. Pero el final de la saga ha sido un poco abrupta, correcta, pero dejando a todos con las ganas de ver mas acción. Pero el futuro de la serie va para arriba, porque ahora, puede ocurrir de todo, y Bendis tienen un plan, un poco loco, pero un plan.