Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘X-MEN: DÍAS DEL FUTURO PASADO’. X-men en acción por partida...

Crítica de ‘X-MEN: DÍAS DEL FUTURO PASADO’. X-men en acción por partida doble

1599

Bryan Singer vuelve a dirigir una nueva entrega de los X-Men después de “X-Men” y “X-Men 2”, y regresa a lo grande con una historia sorprendente en el que se mezcla un futuro apocalíptico de guerra entre humanos y mutantes, y los años 70 de los primeros X-Men. Para ello ha contado con los guionistas Jane Goldman,  Simon Kinberg y Matthew Vaughn que han participado en otros guiones de esta saga, y con grandísimos actores como Hugh Jackman, James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Halle Berry, Peter Dinklage y Nicholas Hoult

Esta última reunión de los X-Men dará paso a una guerra por la supervivencia de la especie a través de dos períodos de tiempo en ‘X-MEN: Días del futuro pasado’. Los queridos personajes de la “X-Men” trilogía original, unen sus fuerzas con su versión más joven de sí mismos de “X-Men: Primera Generación”, en una batalla épica que debe cambiar el pasado para salvar nuestro futuro.

En un futuro próximo los últimos X-Men luchan por su supervivencia. Bishop, Blink, Coloso, El Hombre de Hielo, Kitty, Magneto, Profesor X, Tormenta, Mancha Solar, y Sendero de Guerra depositan sus últimas esperanzas en Lobezno que debe viajar al pasado para evitar que Mística inicie una acción que desembocará en la guerra. En el pasado se encuentran los X-Men de los orígenes, como Bestia, Havok, Magneto, Mística, Charles Xavier, Mercurio, Stryker, Sapo, y un científico del gobierno que odia a los mutantes, Bolivar Trask, interpretado por Peter Dinklage conocido por interpretar al enano  Tyrion Lannister en juego de tronos.

Crítica de ‘X-MEN: DÍAS DEL FUTURO PASADO’

No se puede pedir más. Las 2 generaciones de X-men aparecen para no perdernos a ninguno. En un futuro que nos recuerda al mundo de Terminator, arrasado por la guerra, los X-men originales están siendo diezmados luchando en una batalla sorprendente contra unos robots diseñados para contrarrestar sus poderes. Los efectos especiales desplegados son los mejores  de toda la película, que comienza con una buena dosis de lucha que nos deja boquiabiertos. Con una pausa en la acción Lobezno tiene que localizar a Magneto, y al Profesor X en los años 70, lo que deja a lugar a escenas divertidas, antes de que la batalla vuelva a comenzar. Bryan Singer ha contado con un presupuesto impresionante, que supera con creces a cualquiera de las entregas anteriores, lo que le ha permitido recrearse en estos efectos especiales, que llevan al más mínimo detalle cualquier pensamiento de los guionistas. Se han introducido numerosas escenas de humor que hacen más amena la trama entre batalla y batalla aunque con algunas cosas se les ha ido de las manos, como por ejemplo la implicación de Magneto en la muerte de Kennedy. Aun así estas escenas están en su punto justo y no estropean la película. Con todos estos ingredientes podemos sentarnos en el cine y prepararnos para ver alternarse a los X-Men en acción en distintas épocas. En el pasado y en el futuro.

Le damos de nota 8 sobre 10