Inicio Cómics ‘X-Force’, de Milligan y Allred, mutantes con ‘copyright’

‘X-Force’, de Milligan y Allred, mutantes con ‘copyright’

867
X-Force_Vol_1_116
Portada X-Force_Vol.1-116

Panini recupera esta colección icónica que se encontraba agotada en nuestro país. El cómic que cambio la forma de ver a los mutantes,de ser odiados pasaron a ser estrellas de televisión, protagonistas de un Gran Hermano. Tenían sus propios productos de marketing, pero, ¿eran héroes? Durante años se decía que las franquicias mutantes no salían de su mundo hecho a medida, que sus esquemas clásicos de superhéroes o las luchas raciales y de clases eran todo lo que daban sus personajes. Peter Milligan rompió todas estas opiniones, y con todo lo que se le ocurrió, en su X Force y encontró en Mike Allred al compañero de fatigas ideal. Recuperado ahora este cómic sólo se pude recomendar al lector que lo adquiera y que disfrute lo que fue una revolución para mutantesy para los héroes en general.

Si algo ha traído la colección de Extra Superhéroes de Panini es el recuperar a un buen precio una serie de historias básicas o rompedoras que a día de hoy están descatalogadas, no fueron publicadas en su día o perdidas en los fondos editoriales entre miles de títulos. Destacar que para el lector que tiene las ediciones originales puedes servir para evitar estropear sus antiguos cómics, o para gritar al cielo porque te costaron mucho más (esos gritos de aficionados veteranos afirmando que las editoriales le odian son muy familiares para mi, sigh).

Peter Milligan es un británico todo terreno que puede trabajar en la línea Vértigo en un personaje cuya definición viene dada por su peinado (no es cosa mía, él lo afirmaba al hablar de su Shade), como escribir superhéroes al más clásico estilo, como que se ponía a pensar en algo impensable: Mutantes populares, estrellas de la tv, violentos, trabajando para el gobierno y lo mas importante, siendo totalmente prescindibles. X Force fue un ataque a los paradigmas de los mutantes y de los héroes, y funcionaba porque estaba muy bien escrito, muy bien dibujado, y porque la fuerza de la idea calaba hondo.

La idea de ambos autores era señalar, así de sencillo. Señalar lo que estaba haciendo la televisión con sus realities, señalar el efecto publicitario de convertir en héroes a personas de dudosa moralidad, señalar como las intervenciones de los gobiernos se convierten en publicidad cuando el poder las dirige. Usaron el noveno arte como transporte de la vida llevada al exceso en estos tiempos de locura por ser ‘popular’. ¿Actual? Hablamos de un cómic que ya tiene mas de una década, y que su mensaje siga siendo actual nos indica la importancia del mensaje en la historia.

¿Y la historia? Un completo paseo por la vida de las estrellas, acompañado de misiones militares y un montón de problemas personales. ‘La vida imita al arte’, en este caso el arte parodiaba esa vida de los famosos de la televisión. Milligan optó por presentar personajes muy estereotipados que evolucionaban y cambiaban (a veces por exigencias del programa) o que no querían cambiar y preferían ocultar su complejidad a todos menos al lector. Era una historia en la que las tramas eran importantes pero los protagonistas eran lo que dotaba de color las paginas.

Para esta loca idea el arte tenía que ser el adecuado y encontraron al dibujante ideal. Mike Allred es un artista que siempre destaca cuando trabaja en las ‘majors’, su estilo alegre y colorido (gracias al buen gusto de su esposa a los colores), a medio paso entre el cómic y el arte pop esconde virtudes que en esta serie se vieron potenciadas. Su capacidad dramática en trazos simples y la capacidad de llenar viñetas sin colapsarlas, son perfectas para una historia que debería verse tras una pantalla de tv para poder absorber toda su fuerza.

X Force tenía un pasado y Milligan lo ignoró de tal manera que hasta la aparición de antiguos miembros sirve de parodia a ese mundo mutante tan pequeño y endogamico. Si en X Force comenzó el camino con polémica, cuando la cabecera paso a llamarse X Statix hasta apareció en los medios no especializados por una aparición que no llego a ser debido a las presiones. Si, aquellanoticia que decía que Lady Di iba a ser una superheroína. Pero eso es una historia para cuando X Statix llegue de nuevo a las estanterías.

José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.