Inicio Publicidad Wilkinson Hydro 5 no es ciencia ficción, es el futuro del afeitado

Wilkinson Hydro 5 no es ciencia ficción, es el futuro del afeitado

665

Han usado la mejor tecnología para que el afeitado con la Wilkinson Hydro 5 parezca de ciencia ficción aunque sea una realidad.

Solo hay que ver el vídeo que os dejamos a continuación para darse cuenta de que el futuro en el afeitado ya está aquí, Wilkinson Hydro 5 tiene unas características únicas que le hacen sobresalir del resto de opciones de afeitado.

En el afeitado es muy importante la hidratación, por eso Wilkinson Hydro 5 es perfecta.

La Wilkinson Hydro 5 es la primera maquinilla de afeitar para hombre que en cada pasada te hidrata, lo que le hace que sea perfecta para el cuidado de la piel para el hombre. Wilkinson ha conseguido que lo que parecía de ciencia ficción y un futuro lejano sea una auténtica realidad. Para ello ha revolucionado el concepto de maquinilla de afeitar, ya que tiene un dosificador que contiene gel que hidrata al activarse con el agua, así se mejora el deslizamiento, se hidrata la piel y se reduce la fricción, además si eso no fuera poco tiene unas barras que protegen más a la vez que su perfilador hace que se puedan alcanzar las zonas más complicadas de la cara de los hombres, algo que siempre viene muy bien para que el afeitado sea lo más perfecto posible.
Pero además han querido hacer un mango único y especial, para ello han estado 3 años investigando qué es lo que prefieren los consumidores, así dar el resultado perfecto en cada pasada.

¿Por qué es tan importante la hidratación?

La piel para que esté protegida y sana tiene que estar hidratada, por eso la maquinilla Wilkinson Hydro 5 hace la función doble de afeitar y proteger ante posibles agresiones externas tanto medioambientales, de enfermedades y del propio envejecimiento. Así que para tener una piel joven, bien afeitada y saludable lo mejor es sin duda usar la Wilkinson Hydro 5.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.