Inicio Cine Westernworld, un análisis de la salvaje frontera y sus habitantes

Westernworld, un análisis de la salvaje frontera y sus habitantes

Compartir

Existen varias publicaciones en España sobre el mundo del celuloide, desde las presentes en papel como Fotogramas, Dirigido o Cinemanía, hasta las digitales como Cinemascomics.com.

Westernworld se añade a la lista, pero con una diferencia que la separa de sus hermanas, está especializada en un solo género cinematográfico, el western.

Western World Juan P. CampeloJuan P. Campelo se ha liado la manta a la cabeza y ha creado una publicación que analiza las películas, series, directores, y en general el amplio mundo que compone el western, un género que en Estados Unidos siempre ha gozado de gran consideración. Los grandes directores siempre han mostrado su admiración por él, y han afirmado que es la base del cine moderno estadounidense, así como de muchos de sus conceptos visuales. Hasta Akira Kurosawa predicaba su fervor por el western, llegando a comparar los pistoleros de las películas con los honorables samuráis. Pero a pesar de ser así de popular, nunca ha tenido en España una gran repercusión, a pesar de existir algunos estudios sobre el género.

Westernworld es una publicación sobre western para cualquier aficionado al cine, o para acercarse a este tipo de cine. En sus páginas se encuentra un análisis de una serie de películas americanas y europeas, una serie, y un director.

El historiador y crítico cinematográfico Carlos Aguilar, abre con un texto sobre el western la revista. Unas palabras para apoyar la publicación de Westernworld y sobre todo para reclamar más atención a este género que en sus palabras “me hizo ética y estéticamente”.

En la primera entrega encontramos clásicos del género como ‘Solo ante el peligro’, grandes obras que cambiaron el mismo western como ‘Grupo Salvaje’, o una de las pocas aportaciones modernas que se han hecho, ‘Los odiosos ocho’ de Quentin Tarantino, que se lleva un buen varapalo por parte del crítico. Dentro de la selección de películas también entran aportaciones europeas, sobre todo hay que recordar que el spaghetti western aportó muchas obras, y algunas de una calidad indiscutible, en este caso ‘Un dólar y un ataúd’ y ‘Oeste sin fronteras’, no entra dentro de lo mejor que se ha rodado sobre la salvaje frontera americana. También se reseñan dos series de televisión como complementos en otro formato al mundillo de los cowboys.

Sólo ante el peligroCada análisis se esfuerza en dar información y opinión en poco espacio, la extensión varía en cada artículo, siendo más abundante en películas con más importancia o con más popularidad. Además, se aporta gran cantidad de material gráfico para acompañar a los textos, escenas de las películas, carteles originales de las obras, en algunas ocasiones los presentados en varios países, un material interesante para cualquier aficionado al celuloide.

El director cuya vida y obra se describen en esta primera entrega es Anthony Mann. Un repaso sobre su relación con el western, ligero y ameno, el articulo cubre lo básico sobre su vida y ahonda un poco más en su relación y aportaciones al género, muy disfrutable.

La revista mantiene un formato pequeño, es manejable para poder trasnportarla y leerla en cualquier momento, aunque la maquetación es mejorable, es un producto correcto que no desmerece el material que contiene. Un mayor tamaño ayudaría a disfrutar del material visual que se aporta, pero el actual no ofrece problema alguno para admirar las imágenes que contiene.

Siendo el escenario de muchas de esas películas durante los años unas décadas, no hemos sido muy  admiradores del western. Westernworld viene a llenar ese hueco para conocer el género, o para recuperar el amor que se tenía por él.

Lo mejor: Rezuma un olor a pólvora y pradera, los redactores son amantes del western.

Lo peor: La maquetación es mejorable

Podéis adquirirla para Kindle en Amazon en el siguiente enlace: Westernworld: La primera publicación española especializada en Western o si preferís tenerla físicamente solicitar información en el mail [email protected]


Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.