Inicio Cine Vivir del cine es difícil, pero no es un sueño imposible

Vivir del cine es difícil, pero no es un sueño imposible

La alternativa que estabas buscando para hacer realidad tus sueños está en Internet. Solo tienes que ordenar tus conocimientos y compartirlos con el mundo.

Tranquilo, no te vuelvas “Loki” todo quedará explicado, pero antes, déjame ponerte en antecedentes. Como bien sabes, si te dedicas al mundo audiovisual, vivir del cine es una tarea muy complicada, pero no es un sueño imposible de alcanzar y ante ti hay un mundo lleno de posibilidades aún por descubrir gracias a las nuevas tecnologías.

De un tiempo a esta parte, la industria cinematográfica ha variado considerablemente su status quo de arte moderno (séptimo arte) a ser un objeto más de consumo en la sociedad del espectáculo. Netflix es un gran ejemplo de ello. Pero remontémosnos al nacimiento del blockbuster con ‘Tiburón’ (1975), de Steven Spielberg, cambio la industria de Hollywood para siempre. El desarrollo de las herramientas tecnológicas fue el golpe definitivo, revolucionando los sets de rodaje y las localizaciones reales por producciones en las que una pantalla verde copaba prácticamente el cien por cien de la filmación. Y lo mismo sucedió con el establecimiento de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTIC), provocando el auge de un marketing y una promoción mucho más viralizadas con el propósito de conseguir un taquillazo. Ese, y solo ese, es el objetivo de los grandes estudios y de los grandes blockbusters: llenar las salas de cine y obtener el máximo rendimiento económico posible.

En ese contexto industrial, no es sorprendente que la generación de Propaganda Films haya salido tan bien parada a la hora de posicionarse en una gran cantidad de franquicias cinematográficos de alto presupuesto y rendimiento. Propaganda Films fue creada hace 35 años como una empresa de producción de vídeos musicales, anuncios publicitarios y alguna que otra película. Creada por Steve Golin, Sigurjon Sighvatsson, David Fincher y Nigel Dick, la cantera que ha creado ha dado nombres tan importantísimos para la industria cinematográfica estadounidense como el propio David Fincher (‘Seven’, ‘El club de la lucha’, ‘Zodiac’, ‘Perdida’), Michael Bay (saga de ‘Transformers’) y Zack Snyder (‘Watchmen’, ‘El Hombre de Acero’, ‘Batman v Superman: El amanecer de la Justicia’, ‘Liga de la Justicia’). Pero no solo eso, sino que también podemos encontrar otros importantes cineastas que, bajo el amparo de Propaganda Films, han encontrado su hueco en el mundo del cine actual: Antoine Fuqua, Spike Jonze, David Lynch, Michael Moore, Alex Proyas, Michel Gondry, Gore Verbinski y un largo etcétera de realizadores que tienen ya su espacio en Hollywood.

Batman v Superman | Vivir del cine es difícil, pero no es un sueño imposible

Pero, en el otro extremo, también ha proliferado una interesantísima generación (¿la generación de Brooklyn?) que permanece al amparo del denominado “cine indie” y se va moviendo por festivales con más o menos repercusión. Hablamos de cineastas como Noah Baumbach, Greta Gerwig y muchos otros realizadores que viven bajo la bandera de Sundance. Noah Baumbach ha sabido rescatar ese tipo de cine woodyallenesco con maravillosas cintas como ‘Frances Ha’, ‘Mientras seamos jóvenes’, ‘Mistress America’ o ‘The Meyerowitz Stories’, mientras que Greta Gerwig ha tenido un despegue espectacular después de conseguir que ‘Lady Bird’ se colara en la última edición de los Premios Oscars 2018. Sin embargo, sigue habiendo una “generación invisible” que debe pelear contra la realidad, la que está más allá de los focos de Hollywood y la que tiene que asumir una triste verdad: vivir del cine es muy difícil… Pero no es un sueño imposible.

Frances Ha | Vivir del cine es difícil, pero no es un sueño imposible

El mundo del cine esta cambiando: Netflix, Amazon, Disney… Todos ellos planifican estrategias con una efectividad sorprendente en Internet, calculado al milímetro cada paso de los internautas. Lo bueno de todo esto es que en Internet todos somos iguales y si no te subes al “Delorean” de las oportunidades te quedaras anclado en 1985 sin maquina del tiempo y sin un “Doc” que te salve el culo.

Hoy en día, cualquiera puede crearse un canal de YouTube, un blog, una web… Y si tienes los conocimientos adecuados puedes saltar a la palestra de los “otros famosos” detrás de la red de redes que facturan igual o más que cualquier empresario de renombre. Ese potencial, controlado, como estrategia de marketing puede llegar a financiar cualquier proyecto audiovisual.

Juan Antonio Delicado Adsuar y vivirdelcine.com son el ejemplo más representativo de cómo la “generación invisible” puede vivir del cine y hacer sus sueños realidad

Es entonces cuando entra la figura de un hombre como Juan Antonio Delicado Adsuar y su maravillosa iniciativa de vivirdelcine.com. Él mismo lo explicaba: «Todos sabemos que el mundo del cine es muy jodido. Hacer una película no te garantiza el poder seguir trabajando para realizar otra producción, ya que las cifras en taquilla mandan. Para los que queremos sacar adelante una ‘ópera prima’, las productoras no te toman en serio. No dan oportunidades, ya que el cine, como todo, es un negocio y si no ven los números claros o cuentas con actores famosos que garanticen el éxito, lo tienes difícil. Yo mismo me gasté unos 10.000 euros para rodar un cortometraje que gano premios nacionales e internacionales, recorrí toda España y algún país extranjero pero los premios y elogios  solo me llevaron a perder más dinero». Pero, entonces, ¿qué tiene de especial Juan Antonio Delicado Adsuar y su vivirdelcine.com, a excepción de servirnos como testimonio de esa “generación invisible” de la que hemos hablado?

Lo que Juan Antonio Delicado Adsuar hace en su blog no es otra cosa que formar cineastas par lograr objetivos claros en Interent, pero sin perder de vista la jodida realidad y lo duro que es sobrevivir en esta industria. Cuando hablamos de “formación” no hablamos de consejos, sino que hablamos de que en si blog de cine da una aplicación práctica de los conocimientos en materia de marketing digital, cursos de formación online, afiliación y un largo etcétera de habilidades en Internet para monetizar al máximo los proyectos individuales de cada realizador con el propósito único de permitir vivir a los cineastas de lo que hacen; es decir, vivir del cine mes a mes o poder financiar sus propias películas para hacer sus sueños realidad. Sí, vivir del cine es difícil, muy difícil. Pero no es imposible. Y vivirdelcine.com es una prueba de ello.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!