Inicio Cómics Vinland Saga, los dragones vuelve a surcar los mares de Europa

Vinland Saga, los dragones vuelve a surcar los mares de Europa

4529

Los vikingos siempre han sido objetivo de muchas historias y leyendas, desde luego dan para eso y para mucho más. El cómic europeo y hasta el americano les han dedicado series y páginas, y el manga japonés no podía quedarse atrás. Es su turno de tratar a los legendarios guerreros de los hielos.

Vinland Saga lleva publicándose desde 2007 en el país nipón y ya cuenta con más de una docena de tomos publicados. El éxito de la serie es indiscutible, y ahora le toca a Planeta De Agostini probar suerte en su versión hispana. Con el formato tipo kanzenban que le ha dado buen resultado en otras reediciones como la de Saint Seiya ya se han publicado dos tomos y es un buen momento para poder revisar esta obra de Makoto Yukimura.

Thorfinn es un joven que busca venganza, forma parte de la partida de guerra del jefe Askeladd. Pirata y mercenario este líder es avispado y no tiene demasiados prejuicios, además es el hombre que mató al padre del adolescente islandés. Busca venganza por su honor, el de su familia y en nombre de su progenitor. Así empieza esta historia de batallas, duelos y venganza en la Edad Media europea. La historia está inspirada en tres grandes sagas islandesas la de Flateyjarbók, la saga de los groenlandeses y la saga de Erik el Rojo. Y hay que especificar la nacionalidad porque vikingo solo es un término genérico que incluye a muchas nacionalidades, daneses, noruegos, islandeses e incluso a aquellos descendientes de estos que se asentaron en lugares como las Islas Hebridas u Orcadas en Escocia o en Irlanda.

Quizás el manga sea más proclive a estudiar de forma histórica sólo su época feudal, peo siempre se atreve con otros lugares de forma ficticia, el oeste americano o las biografías de personajes históricos. En este caso Yukimura ha optado por adaptar las sagas a través de otros personajes y aderezarlo con la visión de su vocación artística manga. Lo que significa que la historia es ficticia en un ambiente histórico, y que las típicas situaciones del manga de género sheinen se imponen en dicho contexto.

La forma elegida por el autor para su historia es clásica dentro de la estructura de los mangas. Se inicia con una situación actual donde conocemos a nuestro héroe y su situación. Siempre con algo espectacular para enganchar al lector, en este caso una gran batalla y una artera artimaña de Askeladd. Y tras el inicio y el planteamiento del protagonista y algunos secundarios, te cuentan la historia de Thorfinn, como llegó hasta su momento actual, sobre todo psicológicamente, algo muy importante en el género. Si te ha enganchado con la acción, la historia te atrapa del todo ya en el primer tomo. En el segundo sorprende la capacidad de en tan poco espacio, para ser un manga, de contar y mostrar toda la historia que marca al joven vikingo y su futuro.

Vinland SagaVinland Saga entra dentro de los cánones japoneses para los cómics nipones que juegan con la historia. La documentación es exhaustiva y los ambientes, trajes y escenarios son fieles a la época descrita. Siempre, eso no falla, aparecen esos detalles tan conocidos para los lectores de manga, exageradas expresiones y personajes caricaturizados para mostrar en su físico su personalidad. Y alguna exageración física para convertir a los héroes en seres superiores e icónicos.

Destacar el esfuerzo por diferenciar los grupos étnicos que lleva a cabo el autor para darnos a entender que aunque todos fueran llamados vikingos, o rus por los habitantes de la actual Rusia, provienen de diferentes lugares y tienen costumbres diferentes. Aunque muchos descartan el cómic japonés histórico si no es sobre la época samurái, es muy recomendable acercarse a esta obra que juega con elementos de los habitantes del país del sol naciente, pero que tiene mucho que ofrecer para cualquier aficionado al cómic tanto histórico medieval europeo como al de aventuras en general.

La historia acaba de empezar, viene el tercer tomo en enero, pero aún hay más de una decena por llegar, así que hay material de sobra para disfrutar de este cómic que une a los legendarios guerreros que montaban los barcos dragón y a los descendientes de los nobles samuráis. Y tampoco vamos a negar la cosa más evidente, ¡ los vikingos molan!