Cómics / VINLAND Nº 22. El final de la venganza
Cómics

VINLAND Nº 22. El final de la venganza

La serie de Makoto Yukimura cierra un nuevo ciclo, y nuevamente la violencia invade el mundo de Thorfinn. Pero la promesa de Vinland y un nuevo comienzo aguardan en el horizonte.

El final de la batalla en el Báltico se acerca, y Thorfinn tiene muchas decisiones que tomar, entre ellas, cumplir la tan ansiada venganza que dio razón a su vida de niño o perdonar a su enemigo. Vinland Saga cierra por fin la clave que nos presentó al joven vikingo, convertido en un hombre pacifico a día de hoy, como su padre siempre deseó.

Concluye la Batalla en el Báltico, una de los arcos largos de Vinland Saga en el que se solucionan varias cuestiones que Yukimura había dejado planteadas anteriormente. La paz que Thorfinn desea ha estado plagada de hombres violentos que han lastrado su camino, un camino que no quiso recorrer cuando era joven. EL adolescente vengativo no entendía lo que le contaban, la paz, la familia, todo eso estaba lejos de su mente, solo matar a Askeladd tenía sentido. Y ahora que por fin ha visto con los ojos de su padre la vida, ahora que ha recorrido el pequeño mundo vikingo, quiere algo diferente. Pero la guerra le persigue, puede evitarla, pero no puede evitar que haga daño a sus amigos, no quiere luchar, pero sus enemigos le buscan, ya ha abandonado esa fiebre por venganza, o eso cree. Es hora de cambiar el mundo, o morir intentándolo.

  Star Wars. Boba Fett. Antología. Las historias antes de El Mandaloriano

Este tomo 22 cierra casi todo lo que quedaba del pasado de Thorfinn por cerrar, aunque los personajes siguen estando, las situaciones se han resuelto en su mayoría, y deja espacio para que el mangaka ataque nuevas historias y tramas. Vamos a ver el viaje a Vinland y su preparación y muchas cosas más, de eso estoy seguro, y aunque no haya más batallas, la acción no dejará de estar presente.

Como siempre el gran fuerte de las historias de Yukimura son sus personajes, siempre complejos y llenos de detalles, desde el infantil Thorkel al extraño divertido, a la vez que psicótico, Garmr, pasando por secundarios como ojos de huevo o Sigmund o Gudrid, todos tan definidos y desarrollados. Es el mayor fuerte del autor, que sus personajes mueven la historia a través de sus decisiones y los desafíos que superan. Quizás eso hace que la historia muchas veces parezca demasiado simple, pero no es fácil escribir con personajes.

En cuanto al arte, poco puedo añadir a lo mucho que se ha dicho de Vinland Saga. Rigor histórico en sus diseños, su gran acción, su cuidado detalle, su espectacular diseño de personajes, todo eso está presente en todo su arte, y eso hace que la lectura sea un disfrute estético. Si, tiene mucho de esos tics nipones, la exageración de las emociones en los físicos, las acciones físicas imposibles, pero eso, es propio del tipo de cómic, y no desentona con todo el conjunto, aunque a un occidental a veces le causara algo de risa involuntaria.

  Tráiler de One Piece: Red, la historia de Shanks

Pero algo que destaca de esta saga, son esos momentos entre capítulos, donde secundarios desconocidos toman el control, y muestran la humanidad, las cosas pequeñas que esconden los grandes gestos de la serie. Esos soldados enemigos compartiendo pan, los últimos pensamientos de un hombre, todo pequeño dentro de un marco enorme, pero que deja clara la intención de Yukimura en mostrar un fresco no de la época, sino de las personas.

Vinland Saga es uno de los mangas de mayor calidad del mercado, y sigue manteniendo un nivel altísimo. Es una de esas series que si te gusta el comic histórico, te gusta, si te gusta el manga, te gusta, y si disfrutas de buenas historias, te gusta. Y conseguir eso, es lo que hace grande a esta colección.