Inicio Cine Críticas de cine ‘UNA NOCHE PARA SOBREVIVIR’. Los lazos de sangre prevalecen al honor y...

‘UNA NOCHE PARA SOBREVIVIR’. Los lazos de sangre prevalecen al honor y la amistad.

1258

Jimmy Conlon (Neeson), que ahora tiene 55 años, se siente perseguido por los pecados de su pasado, así como por el detective de policía (D’Onofrio) que lleva 30 años detrás de él. Su hijo, Jimmy, Mike (Kinnaman), que vive alejado de su padre, se convierte en el objetivo de su jefe y amigo de toda la vida, Shawn Maguire (Harris), Jimmy tiene que elegir entre la familia de criminales a la que había escogido pertenecer y su familia auténtica, a la que había abandonado hacía mucho tiempo. Con Mike huyendo, la única penitencia por los errores pasados de Jimmy puede consistir en proteger a su hijo del destino al que Jimmy se ve abocado.

‘Una noche para sobrevivir’ está protagonizada por Liam Neeson, Joel Kinnaman, Vicent D’ Onofrio, Bruce McGill (“Vaya patrulla”), Genesis Rodriguez (“Por la cara”), Boyd Holbrook (“Behind the Candelabra”, de la HBO), Holt McCallany (“Gangster Squad (Brigada de élite)”), con Common (“Ahora me ves…”) y Harris.

Collet-Serra dirige la película a partir de un guión de Brad Ingelsby (“Out of the Furnace”). La película está producida por Roy Lee (“Infiltrados”), Brooklyn Weaver como productor ejecutivo, (“Out of the Furnace”), y Michael Tadross (“Gangster Squad (Brigada de élite)”, “Sherlock Holmes”) y con John Powers Middleton (la serie de TV “Bates Motel”) como productor ejecutivo.

CRÍTICA:

El director catalán Jaume Collet-Serra ha vuelto a dejar el listón muy alto después de grandes obras como ‘Non-Stop’ (Sin escalas) y ‘La huérfana’. Con un guión que parece haberse sacado de trozos de otras películas de gansters, se compone una película que nos hace dudar de si ya la habíamos visto anteriormente o no. Nos encontramos con el típico tiroteo en el bar donde se reúnen los gansters, el tiroteo en la cabaña del lago, la persecución por el metro, o el duelo por las vías del tren de noche…

Pero a esta composición de piezas unidas se le añade un ingrediente secreto que es una sublime actuación de los actores Liam Neeson, Joel Kinnaman y Ed Harris, que con solo mostrar sus expresiones, nos comunican los pensamientos y el drama que atraviesan los personajes que interpretan. En lugar de mostrarse la típica lucha entre buenos y malos, se da la circunstancia de que todos los personajes están conectados por lazos de antigua amistad o lazos familiares. Aunque de nada les sirve esto ya que se ven abocados por las circunstancias a enfrentarse en una lucha fatal. Se da mucha importancia a las relaciones familiares que priman sobre la lealtad, el honor y la amistad, mostrándose que un padre es capaz de todo por sus hijos.

Los escenarios van cambiando desde la gran ciudad moderna llena de luces, los suburbios de los barrios bajos, los restaurantes y bares del estilo de la mafia, y el bosque con un lago lleno de la bruma matinal, lo que enriquece la composición con diversos lugares muy distintos entre sí.

Liam Neeson muestra varias caras, comenzando por un alcohólico lleno de remordimientos, y evolucionando rápidamente a un experto e implacable asesino, o a un padre o abuelo abnegado. Su actuación roza la perfección, otorgando un valor añadido a esta película en la que difícilmente se podría haber encontrado a alguien que hiciese mejor este papel.

Olvidándonos del sencillo guión es muy recomendable ir a disfrutar al cine de esta película repleta de drama y acción.