Inicio Cine Una boda de muerte. 5 de enero estreno en cines

Una boda de muerte. 5 de enero estreno en cines

Compartir


Cartel de Una Boda de Muerte

“UNA BODA DE MUERTE” es una disparatada comedia sobre un novio y sus tres padrinos. Cuando David viaja a Australia para casarse con el amor de su vida, sus tres padrinos dan un nuevo matiz a la frase «en lo bueno y en lo malo». El caos en el que se convierte la boda es un ejemplo perfecto del choque de culturas entre los amigos de él y la familia de ella.

Es cierto que la sangre es más espesa que el agua…¡pero los amigos de David tal vez lo sean más!

El director Stephan Elliott (Una familia con clase, Ojos que te acechan, Las aventuras de Priscilla, reina del desierto), dirige esta comedia desmadrada escrita por Dean Craig (Un funeral de muerte, «Off The Hook», «Fresh!», Caffeine) y producida por el equipo formado por Share Stallings (Un funeral de muerte, Curious George 2, la serie «Curious George», The Reality Trap), Laurence Malkin (Un funeral de muerte, Fingers – Ataque terrorista, Trama mortal, Caffeine), Gary Hamilton de Arclight Films (Salvation Boulevard, Romulus My Father, El mercader de Venecia, The Bank Job) y Antonia Barnard (Burning Man, Last Ride, El velo pintado).

El reparto internacional que entona el «Sí, quiero» en UNA BODA DE MUERTE está encabezado por Xavier Samuel (Crepúsculo: Eclipse, Bait, Anonymous, 2:37) en el papel del desdichado novio y Laura Brent (Las crónicas de Narnia: La travesía del viajero del alba) en el papel de Mia Ramme, su media naranja, que llegan acompañados por el protagonista de Una familia con clase Kris Marshall (Un funeral de muerte, El mercader de Venecia, Love Actually), el cómico británico Kevin Bishop («The Kevin Bishop Show», «Star Stories», Una casa de locos, Manjar de amor) y el australiano Tim Draxl («Tangle 2», Juego sucio, Travelling Light, A contracorriente), que interpretan a los gamberros padrinos del novio.


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.