Cómics / Un mes después de la salida de La Tormenta Esmeralda ya es todo un éxito
Cómics

Un mes después de la salida de La Tormenta Esmeralda ya es todo un éxito

La Erupción del Zafiro triunfó entre el público juvenil, llegando incluso a rumorearse que ciertas plataformas streaming podrían acabar llegando a un acuerdo para hacerse con la licencia y estrenar una obra televisiva en forma de serie. Sin noticias en este sentido, los fans han recibido una alegría reciente en forma de secuela. Se trata de La Tormenta Esmeralda.

Portada La Tormenta Esmeralda

Se autodefine como una obra de fantasía juvenil de acción y aventuras. Siguiendo el ejemplo de la saga en general, evita las dificultades propias del género de dragones y mazmorras, democratizando así una temática que hasta ahora era un tanto compleja.

Varios aspectos llaman la atención al público juvenil, más allá de la narrativa sencilla, entretenida y muy adictiva, la cual da pie a que sea imposible leer tan solo unas pocas páginas al día. Uno de los factores más importantes guarda relación con los personajes. Todos ellos son carismáticos, demostrándolo a la perfección tanto Vienne como Noakhail, quienes deberán participar en un enfrentamiento entre ambos.

Continuando con lo referente a los protagonistas, es destacable no solo la indumentaria que llevan y que describe a la perfección el autor, I.M. Redwright. También lo hacen las espadas que tienen poderes elementales, un detalle que recuerda al manga Demon Slayer.

Una sinopsis que deja con ganas de más

 Si leíste la primera novela de la saga, es probable que tras hacer lo propio con la sinopsis de esta segunda parte no puedas evitar adquirirla. Tanto Noakh como aquellos que forman parte de su grupo intentaron llegar al Reino de Tierra pero se toparon con un ser al que no esperaban. Después de un enfrentamiento, Fireo quiere dar con aquellos amigos que, a causa de este conflicto, terminaron separándose.

Desafortunadamente dicho personaje desconoce por completo que Tir Torrent es una zona que entraña mayores peligros que antaño. Así pues, en caso de que no actúe con celeridad es improbable que encuentre vivos a compañeros como Rivet y Hilzen.

La princesa conocida bajo el nombre de Vienne también tiene su peso en la historia de esta novela que vio la luz hace tan solo un mes. Su principal labor es la de hallar a un muchacho que es capaz de acabar con los conocidos como Caballeros del Agua. Tras dar con él deberá liquidarlo. Su espada con el poder elemental del agua y que tanto recuerda a Demon Slayer deberá ser utilizada para lograr dicho objetivo.

Alta cifra de ventas y muy buenas críticas

Basta con echar un vistazo a las cifras de ventas para darse cuenta de que, a pesar de haber salido hace tan solo un mes, la esperada secuela de La Erupción Zafiro está siendo todo un éxito.

En portales especializados es una tendencia sobre todo entre el público juvenil, aunque tanto niños como adultos también se lo pasan en grande leyendo la secuela y la primera parte. Hablando de la segunda, las opiniones son realmente buenas en los principales comercios electrónicos.

La mayoría de lectores coinciden en afirmar de La tormenta esmeralda que es todo un acierto introducir un componente emocional tan fuerte en un género que no está acostumbrado a ello como es el de fantasía y aventuras. Es por esto que muchos de ellos acaban sintiendo cariño por personajes como Vienne y Noakh.

Son numerosos los lectores que, adicionalmente, indican que esta secuela es mejor si cabe que la primera novela. En cualquier caso, conviene destacar que La Tormenta Esmeralda está disponible en tres formatos distintos: eBook, tapa blanda y tapa dura. Todo parece indicar que en los tres casos las ventas irán aumentando poco a poco hasta alcanzar el nivel de La Erupción Zafiro.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Actor de Marvel protagonizará una nueva adaptación de la obra de Neil Gaiman

Impresiones de un traidor: Brainiac, el villano de Superman que permanece

Doc Pastor

Reseña PANINI COMICS Providence Omnibus. El género de terror también le sienta muy bien a Alan Moore