Inicio Cine UN FAROL EN LA OSCURIDAD | La fotografía de ‘INSIDIOUS 2’

UN FAROL EN LA OSCURIDAD | La fotografía de ‘INSIDIOUS 2’

884

James Wan reunió en ‘Insidious capítulo 2’ a la mayor parte del equipo con el que trabajó en ‘Insidious’, lo que incluye al director de fotografía John Leonetti

INSIDIOUS CAPÍTULO 2 reúne a Wan con la mayor parte del equipo con el que ya trabajara en ‘Insidious‘, lo que incluye a su colaborador más frecuente, el director de fotografía John Leonetti (“El rey escorpión”), que también filmó el estreno más reciente de Wan, “Expediente Warren: The conjuring”.

Leonetti, en los inicios de su carrera fue primer ayudante de cámara de uno de los títulos fundamentales del género de casas encantadas “Poltergeist (Fenómenos extraños)” y le entusiasma colaborar con James Wan para contar una historia visualmente. Del cual dice “Posee unos conocimientos muy amplios de los aspectos técnicos de la fotografía y la iluminación, lo que nos permite hablar y entender el mismo lenguaje visual. Esta es mi quinta película seguida con James, al igual que la mayoría de mi equipo. Somos una familia, y eso me encanta”.

Gracias a la pericia de Leonetti con la cámara y la iluminación, ambas entregas de “Insidious” lucen un aspecto visual sumamente dinámico y una llamativa gama de colores que consiguen que las películas parezcan contar con presupuestos muy superiores a los que realmente tienen.

“El planteamiento con el tono de ‘Insidious’ era captar una imagen muy natural y realista, que luego pudiéramos seguir manipulando”, explica Leonetti. “La primera película empezaba muy realista y rápidamente se manipuló su color y contraste. A medida que aumentaba el ‘tono escalofriante’, se iba reduciendo poco a poco la saturación y la imagen iba quedando cada vez más fría. Para el final de la película, era casi de un tono frío de blanco y negro”.

Leonetti comenta que abordó INSIDIOUS CAPÍTULO 2 de forma similar, pero dejó el color más saturado que en la primera película. “Esta vez conservamos algo más de color, porque los exteriores en su estado natural ya eran bastante espeluznantes por sí mismo”.

Como gran parte de la película se rodaba en espacios interiores más bien reducidos, Leonetti tuvo que idear alguna forma de hacer que parecieran más amplios y resultaran más cinematográficos en la gran pantalla. A tal fin, decidió emplear lentes de gran angular y una cámara en movimiento para contar la historia. Empezó utilizando una lente de 14 mm como base, para ir cambiando posteriormente a lentes de ángulo cada vez menor.

Leonetti también tuvo que crear el aspecto de esa zona tenebrosa conocida como El Más Allá. En “Insidious”, el director de fotografía comenta que utilizó luces azules y verdes como única fuente de luz en las escenas que mostraban ese gran espacio impenetrable del inframundo.

En esta nueva entrega, explica que El Más Allá presenta dos aspectos distintos, por un lado tenemos el Vacío Negro, y por otro los lugares ‘reales’ que aparecen dentro de El Más Allá. “El Vacío Negro es exactamente eso, un gran espacio abierto con suelo, techo y paredes completamente negras. El suelo está cubierto de niebla, Josh lleva un farol, y nos movemos con él y su farol. En posproducción, controlamos el contraste y el negro, para crear un espacio infinito que se extiende más allá de donde alcanza la vista. En las localizaciones físicas de El Más Allá, seguimos dejando el suelo cubierto de niebla y el farol, quitamos toda la decoración que hace que esos lugares parezcan habitados y deambulamos un poco por esas casas”.

Además de la iluminación tradicional, la película cuenta con varias escenas que se desarrollan en pasillos y cuartos oscuros, en las que los actores utilizan luces de videocámaras y linternas como principal fuente de luz.

“La clave para hacer que todo esto funcione desde el punto de vista de la fotografía fue coger las cámaras, las luces de las cámaras y las linternas y hacer pruebas con ellas durante la preproducción”, explica Leonetti. “Me gusta usar linternas de distintos colores y luego asignar cada una a un actor, para ayudar a los espectadores a distinguir quién está apuntando a qué. El realismo de usar luces de linternas puede resultar realmente escalofriante, pero tienes que saber lo que haces”. 

Insidious 2

Leonetti afirma que Wan es un maestro en el uso de las distintas técnicas de cámara a las que el género de terror puede sacar el máximo partido. “Le encanta acercarse y alejarse de los actores a lo largo de una escena con la cámara en mano y luego hacer también su punto de vista. La decisión de si prefieres usar la cámara en mano, ponerla en una dolly o usar la Steadicam es muy importante, y tener esos conceptos claros es lo que separa a los hombres de los críos a la hora de filmar una cinta de terror. De lo que se trata es de poder meter a los espectadores en la acción, permitirles observar todo lo que pasa, ya sea justo detrás o delante de los personajes, y saber montar todo eso es el punto fuerte de James”.

Mientras que la cámara principal en “Insidious” fue la RED Mysterium X, Leonetti comenta que INSIDIOUS CAPÍTULO 2 optó por la Arri Alexa, por su considerable contraste y su capacidad de trabajar en condiciones de mínima iluminación. “Las cámaras digitales nos han llevado al fin a una zona distinta, fotográficamente hablando, y James y yo hemos sacado el máximo partido posible a ese aspecto”, afirma Leonetti.

Edu16k
"Eduardo Quintana: Licenciado en Derecho que demasiado tarde descubrió que se había equivocado de carrera, se dedica a devorar todo tipo de cine, desde el de culto al tan pésimo que consigue dar la vuelta (como la reciente "Sharknado").No concibe un día sin haber visto al menos una película o capítulo de una serie de TV, junto a una cachimba. Adora los videojuegos y los cómics, y cualquier libro que caiga en sus manos será irremediablemente leído.Fan de los blockbusters, "Juego de tronos", "Friends", "The Big Bang Theory", "Los Simpson", etc.También colabora como redactor y Twitter Manager en Cineralia y, cuando le dejan, en De fan a fan."