Noticias / Cine / Noticias Marvel / Un accidente real provocó que Iron Man 3 fuera mejor película
Películas Marvel

Un accidente real provocó que Iron Man 3 fuera mejor película

Iron Man 3 Marvel Studios 2013

Una lesión de Robert Downey Jr en la vida real provocó que Iron Man 3 (2013) fuera mejor película.

No es extraño que algunas estrellas de se lesionen rodando sus películas. Ya que a pesar de que tiene dobles de acción, en cualquier momento pueden sufrir un percance. Mientras filmaban Iron Man 3, el actor Robert Downey Jr se rompió el tobillo. De hecho, el momento exacto que eso ocurre está en el montaje final de la película. Se trata de la escena en la que Tony Stark se enfrenta contra Aldrich Killian (Guy Pearce) que se ha inyectado Extremis. En ese momento, el héroe salta desde una plataforma para ponerse un traje de Iron Man, pero en la caída algo salió mal y terminó lastimado. La producción se paró varias semanas.

En el libro The Story of Marvel Studios: The Making of the Marvel Cinematic Universe han revelado que esa lesión sirvió para rehacer toda la batalla final. El productor ejecutivo Stephen Broussard dijo: “De repente tuvimos el espacio para rehacer el tercer acto”. Así que la filmación de Iron Man 3 continuó sin Robert Downey Jr.

  Motivo por el que Sandra Bullock rechazó una película de superhéroes

También mejoraron los efectos especiales.

VFX House Digital Domain estaba trabajando en el gran final de Iron Man 3, incluida la secuencia explosiva del “House Party Protocol”, donde todas las armaduras se destruyen. Pero la empresa se declaró en bancarrota a mitad de la producción. Esto provocó que Weta Digital tuviera que intervenir y Broussard señaló que el cambió fue para mejor. Además, también agregaron al compositor Brian Tyler durante este tiempo, dándole aún más tiempo para terminar su partitura para la secuela.

Iron Man 3 es una de las películas individuales de Marvel Studios con mayor recaudación, ya que alcanzó los 1.214 millones de dólares. Actualmente está disponible en Disney Plus para que se disfrute todas las veces que se quiera.