Inicio Cómics Tomb Raider: En tiempo de brujas Vol. 1 (Aleta ediciones)

Tomb Raider: En tiempo de brujas Vol. 1 (Aleta ediciones)

1208

Un mes antes de la salida del nuevo videojuego del personaje Aleta Ediciones presenta el primer volumen de Tomb Raider de Gail Simone y Nicolás Daniel Selma.

Dentro de la Colección Alerta de Aleta Ediciones hemos visto publicados a personajes tan importantes como Aliens, Depredador, Terminator o Robocop y grandes eventos cinematográficos o televisivos como Pacific Rim, Godzilla, Portales de George R. R. Martin o la reciente El Planeta de los Simios.

Algunos años antes de 2013, Crystal Dynamics se planteó relanzar una de sus franquicias estrella, una de esas que traspasan la barrera del ocio electrónico y llegan hasta el imaginario de la cultura popular. ¿Queda alguien que no conozca a Lara Croft, aunque sea por las películas protagonizadas por Angelina Jolie? El problema era el cómo. Después de ocho títulos (sin contar el remake) con una notable evolución gráfica pero con unos cimientos que no se alejaban demasiado de aquella primera entrega lanzada para la PlayStation en 1996, había que innovar. La industria de los videojuegos ya no era la misma que aquella que había recibido con los brazos abiertos los puzles a los que se enfrentaba la arqueóloga hace ya casi veinte años.

El primer paso fue darle más peso a la acción. A pesar de que no se abandonaba del todo la estructura de escenarios abiertos tan característica de la saga, los acertijos quedaban un poco en segundo plano a favor de un desarrollo más centrado en la espectacularidad, la trama y el desarrollo de las habilidades de la protagonista. Precisamente la protagonista se convirtió en el eje central de otro de estos grandes cambios, un cambio con el que acertaron de pleno. En las anteriores entregas Lara Croft ya era arqueóloga, sabía decenas de idiomas y era una heroína de acción capaz de utilizar todo tipo de armas. En esta nueva iteración de la saga, Croft es una chica inexperta, insegura y, sobre todo, mucho más humana. La elegida para reescribir y reimaginar al personaje fue Rhianna Pratchett, hija del recientemente fallecido autor inglés y creador del Mundodisco Terry Pratchett. Pratchett, siempre consciente de la importancia del género y de lo maltratada y cosificada que se encuentra (en términos generales) la imagen de la mujer en la industria del ocio digital, venía de crear a personajes tan relevantes como Nariko para Heavenly Sword, de la desarrolladora europea Ninja Theory o Faith, protagonista del distópico Mirror’s Edge desarrollado por Electronic Arts. Si en cine y televisión ya es complicado que se reconozca el trabajo de un guionista (cuando la narración es el elemento principal del medio), imaginad en un videojuego, en el que lo que importa son las mecánicas y todo lo demás suele quedar en un segundo plano. No obstante, Crystal Dinamics supo ver que lo que le hacía falta a la saga era precisamente un revulsivo en este aspecto. Y así, con un nombre escueto que vaticinaba una vuelta a los comienzos, nació Tomb Raider.

rise_of_the_tomb_raider

Este nuevo videojuego, noveno en la saga principal y primero de lo que se espera que se termine convirtiendo en una trilogía, nos pone en la piel de una joven Lara Croft de veintiún años que acaba de terminar la carrera de arqueología. Las teorías sobre el reino perdido de Yamatai llevan a la chica a convencer a la familia Nishimura, descendientes lejanos de la estirpe Yamatai, para financiar una expedición que vaya en su busca. Muertes, traiciones y un tramo final épico dan por finalizada la atribulada expedición del Endurance. Lara y sus amigos consiguen escapar con vida de la isla, dando así el pistoletazo de salida a las aventuras de la arqueóloga más famosa del mundo de los videojuegos.

Así es como llegamos a este primer volumen de los cómics con guión de Gail Simone y, más adelante, también de Rhianna Pratchett. Más allá de convertir ese cambio de medio en un reclamo comercial, Simone y Pratchett han sabido redondear la historia de una manera que, aunque toca puntos comunes con la trama y estructura del videojuego (sobre todo en estos primeros compases), tiene vida propia y profundiza de una manera muy interesante en los nuevos personajes de la saga. A lo largo de los tres volúmenes que Aleta Ediciones irá publicando en los próximos meses descubriremos las secuelas que el viaje a Yamatai ha dejado en los supervivientes de la expedición. Viajaremos a la propia Yamatai, Londres, Nueva York o Dublín, todo ello para ir allanando el camino y presentado el punto de partida que desembocará en el lanzamiento de Rise of the Tomb Raider este mes de noviembre para Xbox One y a lo largo de 2016 para ordenadores personales y PlayStation 4. En tiempo de brujas, Secretos y mentiras y La reina de las serpientes suman las más de trescientas páginas que completan el arco de esta genial narrativa transmediática.

Por cierto si este año acudís al Festival de cine fantástico de Sitges no podéis perder la presentación de este fantástico volumen el 17 de octubre a las 17 h en el espacio FNAC, que contará con la presencia del editor Joseba Basalo y Guiomar Alburquerque, la voz española de lara Croft en el inminente nuevo videojuego del persona.

A continuación os dejamos un pequeño adelanto de este primer volumen de Tom Raider

Tomb Raider vol. 1 (Aleta Ediciones)

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.