Cine

Titanic estuvo a punto de tener otro protagonista: James Cameron reveló por qué

Leonardo DiCaprio llegó a ser el gran dolor de cabeza de James Cameron antes de comenzar a rodar Titanic. El director confesó cómo fue la dura elección del protagonista.

Hay pocos romances inolvidables, de esos que destacan entre el resto y que todos conservan en parte como ideales de lo que es el amor en sí mismo. Romeo y Julieta o La bella y la bestia reviven al renacimiento en los idilios que muestran. Sin embargo, el creó uno más moderno y que inmediatamente entró a la memoria colectiva: el de Jack y Rose en el Titanic.

También podría interesarte: Todos los detalles de Avatar 2 revelados por el productor Jon Landau, mano derecha de James Cameron

La película de 1998 fue uno de los primeros grandes trabajos de James Cameron. La industria del entretenimiento cambió para siempre. El género del drama nunca fue visto igual. Miles de lágrimas corrieron por las salas de cine de la época, corazones se enternecieron y la crítica aplaudió sin cesar.

En el eje de todo había un joven de 21 años y una chica de 20. Leonardo DiCaprio y Kate Winslet encarnaron a dos amantes sin posibilidades que lucharon hasta la muerte para jurarse amor. El encuentro entre la dama y el vagabundo, el amor sobre todas las cosas o el sufrimiento de la separación eterna fueron las premisas que inmortalizaron a la pareja para siempre.

Sin embargo, el actor no siempre fue la primera opción para protagonizar el filme. 24 años después, su creador relató cómo fue el sufrido casting para los estelares. Sorpresas por montones en las declaraciones del cineasta.

“Así que entró Leo, por supuesto, cautivó a todos, incluido a mí mismo también, Entonces dije: ‘está bien, veamos cómo es tu química con Kate’. Así que vino un par de días después…Él no sabía que iba a audicionar. Entró, pensó que era otra reunión para conocer a Kate. Y dije ‘Está bien, entonces iremos a la habitación de al lado y simplemente, ejecutaremos algunas líneas y lo grabaré en video’. Y él dijo: ‘¿Quieres decir que estoy leyendo?’, y dije ‘¡Sí!’ Y él dijo: ‘Oh, no leo’, y dije bueno, le di la mano y dije ‘Bueno, gracias por venir’”, comentó el desarrollador a entrevista con GQ.

Sin embargo, las pruebas siguieron, pero el fruto no descendía del árbol de las audiciones. La espera parecía interminable y el tiempo seguía corriendo. Había que encontrar a un protagonista, James lo sabía. Ante el desespero, volvieron a llamar al ganador del Óscar para comenzar a filmar algunas escenas. Todo cambió.

“Entonces él entró y fue como… Ay, cada onza de todo su ser es tan negativa. Justo hasta que dije ‘Acción’, y luego se convirtió en Jack. Y Kate simplemente se iluminó, y entraron en todo esto e interpretaron la escena… Las nubes oscuras se habían abierto y un rayo de sol descendió e iluminó a Jack. Estoy como ‘Está bien, él es el chico'”, reveló.

Titanic ganó 11 Premios Óscar y 4 Globos de Oro. Leonardo, de hecho, estuvo nominado a estos últimos. Kate, por su parte, fue opcionada para los primeros. Si bien ninguno de los dos recibió la estatuilla, eran demasiado jóvenes y desde ya marcaban sus nombres en lo más alto de Hollywood.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

El título de Indiana Jones 5 y el Dial del Destino se ha convertido en un meme. ¿Por qué motivo?

David Lorao

Ruben Fleischer hará una nueva película basada en un cómic

David Larrad

Stephen Lang revela por qué su personaje está vivo en Avatar 2

David Larrad