Inicio Cine La tiranía de Christopher Nolan en los rodajes

La tiranía de Christopher Nolan en los rodajes

Compartir

El director de cine Christopher Nolan es un genio pero… ¿Es también un tirano?

Christopher Nolan acaba de estrenar ‘Dunkirk’ (‘Dunkerque’) película que ya está siendo considerada una obra maestra. Además está llevando a los espectadores al cine, porque lleva dos semanas en el número uno en Estados Unidos. Además ha recaudado más de 232 millones de dólares en todo el mundo. Con un presupuesto de 100 millones será muy rentable para Warner. Así que Nolan es el mejor, el número uno, maestro entre maestros. Pero… ¿Cómo es como persona? Se ha ganado una reputación por sus numerosas peculiaridades. Como por ejemplo no llevar un teléfono móvil y no tener una dirección de correo electrónico. El set de rodaje siempre tiene que ser perfecto para llegar a su nivel de exigencia.

Christopher Nolan

Los protagonistas del film nos cuentan detalles del rodaje.

Los actores Mark Rylance y Barry Keoghan, estrellas de la película Dunkirk, hablaron sobre su experiencia trabajando con el director. El dúo se concentró en sus “idiosincrasias direccionales” y reveló que algunas de sus reglas son súper específicas, como no incluir sillas para que los actores se sienten o no permitir que los actores lleven botellas de agua al set.

Mark Rylance explicó el enfoque de Nolan: “Él es muy particular sobre el uso de la película y todo lo que es real frente a la cámara, por lo que se usaron un montón de viejas técnicas en esta película para que parezca real. Las llamas en el agua y los hombres nadando en ellas. Él realmente quiere minimizar la cantidad de material de post-producción y CGI, hace cosas como si no le gustara tener sillas en el set para actores o botellas de agua, es muy particular”.

Barry Keoghan agregó que el ruido de las botellas de agua son “distracciones … como juguetes casi, jugando con juguetes”, y Nolan no es un fan. En cuanto a la falta de sillas se refiere, “te mantiene con pies en el suelo, literalmente”, según el actor.

Parece que Nolan quiere coger el testigo que tenía Kubrik como auténtico tirano en los rodajes.