Cómics

Thor de Jason Aaron. El Dios del Trueno a lo largo de un lustro

Cuando el guionista estadounidense, nacido en Jasper, estado de Alabama, se hizo con las riendas del hijo de Odín venía con una gran carta de presentación a sus espaldas por las obras que le habían hecho triunfar en el mercado independiente y sus primeras colaboraciones para Marvel primero en Lobezno y después en la colección que junto a su nombre llevaba el de Patrulla-X. Iba a iniciar una etapa de lo más completa al frente de The Mighty Thor, hasta el punto de sorprender en muchos de sus planteamientos.

Muchas fases diferentes, muchas maneras de representarlo

Desde el principio del reinicio que supuso Thor: God of Thunder, Aaron se propuso hacer algo grande. Tanto que el villano creado para la ocasión fue Gorr, el denominado Carnicero de Dioses. El propio nombre ya lo vuelve temible y junto a su necroespada llegó tan lejos como para convertirse en la némesis de Thor en su último largometraje para el Universo Cinematográfico de Marvel, Love and Thunder. Y no solo eso, igual que estuvo en el principio, Gorr fue protagonista en la finalización de la etapa Aaron, en la miniserie King Thor. Aliado a Loki para terminar con su legado de hacer desaparecer a todos los dioses.

En este pequeño retazo ya nombrado tenemos a dos de las encarnaciones del Dios del Trueno, la que conocemos todos más la encarnación de ese Thor ya anciano que ostenta la corona de Asgard como Rey y Padre de Todos, aunque esos todos sean solo unos pocos. Además Aaron va a incluir a un Thor joven, formando así un tríptico entre el ímpetu, el equilibrio y la sabiduría que la vida va dejando en cada uno de nosotros, los estadios marcados por la edad y la evolución que sufrimos. Joven, adulto o viejo, el hijo de Odín sigue siendo un rival poderoso, difícil de socavar, más cabezota que un Tauro y un Capricornio juntos, al que puedes poner de rodillas pero siempre esperar que saque fuerzas de flaqueza para volverse a levantar.

Jugar con esas tres encarnaciones del personaje se mantuvo como una constante a lo largo de los primeros veinticinco números de la serie, más de dos años en los que volvió a reposicionar a Malekith el Maldito como uno de los oponentes más peligrosos del Dios del Trueno. Esto ya avanzaba el que iba a ser uno de los caminos más importantes de toda la saga, el largo enfrentamiento entre los Diez Reinos, que se desarrolló desde un momento muy temprano y terminaría en el evento La Guerra de los Reinos. Pero el mazazo para los lectores llegó durante Pecado Original, evento también narrado por Jason Aaron, en cuya conclusión nos encontrábamos con una dura revelación, Thor se volvía indigno de porta su martillo, quedando Mjolnir posado sobre la superficie de La Luna.

El largo camino de redención y una mujer a los mandos

Jane Foster Tierra 616 en Thor Vol 4

Thor pasó a ser conocido como Odinson y como la naturaleza aborrece el vacio, el lugar del Dios del Trueno lo vino a ocupar… Thor, Diosa del Trueno. ¿Diosa?. Sí, una mujer se convertía en la nueva portadora del martillo y durante muchos episodios su identidad fue un secreto, aunque fuera un secreto a voces. Pero desconocer quién se ocultaba tras ese casco con máscara incluida aportó su puntillo al personaje, integrado incluso con Los Vengadores desde muy temprano y con una fase de adaptación mucho más breve que la de otros portadores del martillo, como Eric Masterson. Y esa mujer también tuvo importancia para el UCM, sería parte de la citada Love and Thunder. Vamos viendo cual ha sido la importancia de estos comics en el presente de Marvel.

Odinson no quedó apartado de su propia serie, permaneció como un secundario de lujo que buscaba recuperar su condición anterior, llegando a tener su propia miniserie. Pero la figura del nuevo Thor se agrandaba a medida que íbamos desentrañando aventuras, haciendo que muchos viéramos que era una situación ideal, que ver a una afectada Jane Foster, víctima de un cáncer muy agresivo, portando a Mjolnir restablecía un poco de justicia divina para la que fue ampliamente despreciada por Odín, cuando su hijo bebía los vientos por la que era enfermera de su encarnación mortal, el Doctor Donald Blake. Jane terminó por completar su Carrera de Medicina y pasó a ejercer como cirujana de prestigio, un gran paso en la igualdad entre los hombres y las mujeres, Foster ya no era la damisela en apuros, era la superheroína favorita de muchos, un ejemplo de superación contra la enfermedad que la consumía.

Ser Diosa del Trueno no resultaba beneficioso para su condición pero a Jane Foster no le importaba si podía disfrutar de aventuras únicas y de una posición perfecta para convertirse en servidora de las fuerzas del bien. Aaron había dado un puñetazo en la mesa que resonaba por los salones de toda Asgard. No era la primera vez que contábamos con una versión de Thor femenina pero si era la primera que una mujer tomaba el nombre de Thor y su lugar, alejada de Thor Girl o Thordis, aquel What If? número 10 del volumen 1 donde Jane adquirió los poderes del Dios del Trueno allá por 1978, fecha de portada de agosto. Excepciones que apenas dejaron huella, todo lo contrario que lo que ahora estaba sucediendo e iba a quedar para la posteridad.

Jane Foster que estás en los cielos

valquiria jane foster

La importancia de su figura llevó incluso a que la Diosa del Trueno recuperase el título de la cabecera original, pasando a reiniciar The Mighty Thor bastantes episodios antes de alcanzar la cifra redonda del #700, donde se retomó la numeración Legado. Poco después llegaría el fatídico desenlace de la que se conoció como La Muerte de Thor, con Jane visitando el Valhalla, recibiendo los honores de los mayores guerreros que murieron en batalla por la mayor gloria de Asgard. Una puerta que se cerraba tras ella pero no para dejarnos sin su presencia sino para devolvernos una nueva encarnación a modo de Valquiria, aquellas que cumplen con un deber único, conducir a los muertos a los salones donde permanecerán por toda la eternidad comiendo y bebiendo mientras recuerdan sus gestas.

El regreso de Odinson como Thor marca un nuevo reinicio de la colección que nos va a llevar hasta el desenlace de La Guerra de los Reinos. Dieciséis números americanos más el evento y sus tie-ins completan ese periplo previo a la despedida de Jason Aaron, que va a tener lugar por todo lo alto en King Thor, cuatro episodios donde un anciano rey de Asgard va a tener que poner mucho más que toda la carne en el asador para salir victorioso, aunque cuente con la ayuda de sus tres impetuosas pero todavía inexpertas nietas.

Un final digno de cinco años de historias de lo más variadas, donde también tuvimos la llegada del martillo del Thor de los Ultimates al Universo Marvel Primordial, ese Destructor de Tormentas que nos dejó al inolvidable Thor de la Guerra, ni más ni menos que Volstagg el voluminoso, el León de Asgard, miembro de los conocidos como Los Tres Guerreros junto a Fandral y Hogun.

Un ciclo en el que los tres Thor, el joven, el adulto y el viejo, siguieron narrando su propia historia. Siendo fundamentales para alcanzar un final apoteósico y al mismo tiempo esperanzador, donde ni siquiera la desaparición del Dios del Trueno impediría que la vida continuase sobre la faz de un Midgard poco a poco renacido como foco de creencia en una resurrección de la existencia. Un sacrificio que acababa con todos los enemigos que le restaban al Reino Dorado, desde un desnortado Loki a ese Gorr que volvía para cerrar un capítulo glorioso de la historia del hijo de Odín.

El tríptico

Thor jason aaron

Como hemos podido ver al ir narrando lo que sucedió durante tantos y tantos episodios, tenemos claramente definidas tres fases, una primera que sirve para sentar las bases del conjunto completo, las tres entidades de Thor Odinson que tan importantes van a resultar al cerrar la historia. La segunda, el camino hacia la redención del Hijo de Odín indigno mientras surge la figura de Jane Foster como nueva Thor Diosa del Trueno. Y en tercer lugar el restablecimiento del statu quo de Thor con todas las limitaciones que porta, para volver a retomar un camino que lleve a King Thor y al final de todas las cosas.

Estamos ante un desarrollo largo pero que respeta las normas clásicas de una Introducción, Nudo y Desenlace. Lo importante es la riqueza que aporta en cada momento, con una línea ascendente que nos deja con el alma en un puño a cada paso que damos. Sufrimos por Odinson cuando no es capaz de levantar a Mjolnir. Por Jane Foster en la batalla que libra contra su enfermedad mientras no deja de sacrificarse antes que mirar por su propio bienestar. Sufrimos por el daño que Mangog hace a Volstagg… Pero también encontramos los elementos suficientes para disfrutar, la épica, la superación y el sacrificio.

El empleo de los secundarios y los villanos se aleja de una concepción hermética. Tenemos a enemigos que están presentes en las sombras o en primer plano de forma constante, formando una pseudohistoria-rio que permanece latente. Una amenaza que llega desde multitud de frentes, con grandes conocidos de la colección, gobernantes de todos los reinos que se unen al elfo oscuro favorito de todos. Laufey y sus gigantes de Jotunheim, las hordas de Muspelheim o los ejércitos de Heaven, refuerzan una horda invasora que necesitará de todos los héroes disponibles para llevar a cabo una serie de misiones donde la apuesta es a todo o nada. Grandeza en formato cómic, que está perfectamente acompañada por la labor de más de  cuarenta dibujantes que en algún momento participan en la obra, aunque el mayor peso recaiga principalmente en dos de ellos Esad Ribic y Russell Dauterman.

Jason Aaron y el legado de los que le acompañaron

Además de los dos ya nombrados, Nick Klein, Jackson Guice, Mike del Mundo, Christian Ward, Lee Garbett, Tony Moore, Ron Garney, Julio Das Pastoras, Jorge Molina, Olivier Coipel, Rafa Garrés, Frazer Irving, Steve Epting, Mike Deodato Jr., Scott Hepburn, Gabriel Hernandez Walta, Andrea Sorrentino, Chris Burnham, Nick Pitarra, Aaron Kuder, Valerio Schiti, Mahmud Asrar, Daniel Acuña, James Harren, Becky Cloonan, Andrew MacLean, Jill Thompson, Leinil Francis Yu, Jean Bartel, Ramon K. Perez, Kim Jacinto, Pascal Alixe, Tim Truman, Marguerite Sauvage, Rob Guillory, Chris Sprouse, Goran Sudzuka, Emmanuela Lupacchino, Agustin Alessio, R.M. Guera, Simon Bisley, Jim Cheung, Paco Medina y Walter Simonson dejan su huella de una forma más o menos importante.

Pero sin duda queda para el recuerdo que sea Ribic quien inicie y termine todo y que se descubriera a una estrella en ciernes como Dauterman, Entre los demás destaca el especial estilo de Mike del Mundo, que puede no gustar a todo el mundo pero hay que reconocerle que esas líneas, a veces difusas, donde la diferencia entre el color y el lápiz deja de existir, le dotan de personalidad y dan rotundidad a todos los personajes. Los demás apenas nos dejan unas cuantas páginas o apenas una muestra de su arte en el especial #700 USA, inaugurado por una splash page de Simonson que hará las delicias de cualquier fan del autor norteamericano y de Thor.

Hacernos con toda la saga al completo con los dos eventos incluidos supondrá un desembolso importante, tanto si lo queremos en grapa como si preferimos que sean los tomos Marvel Now! Deluxe los que adornen nuestras estanterías. Estamos hablando de un total de diez libros. Ocho para los diferentes volúmenes de la colección de Thor y otros dos correspondientes a Pecado Original y La Guerra de los Reinos. Pero no os preocupéis si todavía no los encontráis todos en vuestra librería especializada de referencia. Faltan por salir el que resuelve el conflicto con Malekith y los Diez Reinos más el último de los de la serie del Dios del Trueno, cuyas fechas de salida son respectivamente febrero y abril de 2023.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Un objeto de Dragon Ball puede matar a Superman

David Lorao

Reseña MARVEL USA Fantastic Four Vol. 7 #1. Reinicio con aroma español

Bunny Mask. La esquirla de diente. Terrores adultos con disfraces infantiles

JOTA (J.C. Royo)