Inicio Cine ‘The Victories: Transhumano’ cuando lo más pequeño es tu última esperanza

‘The Victories: Transhumano’ cuando lo más pequeño es tu última esperanza

Compartir

Aleta nos trae la continuación de ‘The Victories’, una visión sin dulcificar de los héroes y sus dramas más allá de los villanos.

Michael Avon Oeming continúa desmontando las estructuras que mantienen el mitológico mundo del superhéroe con su obra. Devastadora, profunda y sobre todo adictiva. Una potente opción que demuestra que los tipos con mallas de colores chillones son un vehículo poderoso para cualquier historia.

Segundo Volumen de la obra más personal de Michael Avon Oeming. Volvemos con el supergrupo que encandila al público, y con Chacal, ese villano que sólo quiere que las mentiras desaparezcan. Un atentado deja a la población en una situación desastrosa y los héroes no son suficientes. Además una nueva enfermedad aparece, y el origen parece ser los humanos con poderes. Y Metatron, el más poderoso de los héroes empieza a actuar erráticamente, y también los villanos. ¿Qué está ocurriendo? ¿Qué es cierto entre toda esa información que intoxica al público?

victories4

Michael Avon Oeming es el cocreador de ‘Powers’ con Brian Michael Bendis, pero su vida como guionista tampoco ha estado exenta de notables obras. ‘Hammer of the Gods’, su inicial ‘Bulletproof Monk’, o su época en Thor son buenos ejemplos. Su saga para el dios del trueno, ‘Ragnarok’, fue el comienzo del cambio al nuevo Thor de Straczinsky y el “Dark Reign” de Bendis. Para concretar, sabe escribir y ha trabajado con buenos guionistas, lo que hace que esperemos, como mínimo, una buena obra. Pero ‘The Victories’ tiene un origen bastante más duro que la simple intención de mirar de cerca la oscuridad de un mundo con superhéroes. Oeming arrastra antecedentes familiares y propios de problemas con la bebida, y esta obra le sirvió de terapia para superar una mala situación relacionada con el alcohol. Su trabajo le ayudó a superarlo y a cambio el público y el mundo del cómic recibieron de esa lucha una increíble revisión de los superhéroes, vigilantes, el poder y el abuso, en todos los sentidos.

dd

El primer volumen de la serie, ‘Marcado’, fue una serie limitada llena de oscuridad y con personajes que se mantenían en una delgada línea. ‘Transhumano’ no se aleja de esa sombra, la completa, la aumenta, crea un mundo completo para esos personajes que en el primer tomo eran los secundarios. Si fue Fausto el protagonista absoluto de ‘Marcado’, ahora tenemos una obra más coral, donde todos los integrantes de ‘The Victories’ tienen su lugar y su importancia. Pero es DD Mau, pronunciado como “didi mau” significa “más deprisa”, el personaje cuya historia personal aborda Oeming.

La historia es muy grande, tiene conspiraciones, grandes batallas contra supervillanos y una gran trama para construir un nuevo futuro, pero es la historia de la pequeña heroína la que nos cuenta en detalle, la que nos atrapa. Tal y como lo hizo la de Fausto. Un héroe es una persona con grandes problemas, y no hablamos de supervillanos disparándote rayos de energía. En eso el guión de Oeming funciona a la perfección, por segunda vez. Humanizar a un héroe no es nuevo, pero en el caso de ‘The Victories’ nos encontramos con vidas pequeñas que se han convertido en personajes idílicos para el público. Fausto el oscuro, DD Mau la pequeña histriónica, Soñador el misterioso, Metatron el superhombre que lidera, pero dentro de cada uno hay historias pequeñas que pueden destrozar el icono. Y eso es lo que el autor nos muestra.

epicfrom1

Atendiendo al dibujo, siendo una serie regular esperaba un poco de cambio respecto al primer volumen. Las fechas de entrega suelen justificar menos cuidado en los detalles. Me equivocaba. Oeming mantiene la consistencia del primer volumen y nos entrega una gozada visual, puede que su estilo “cartoon” no sea del gusto de todos, pero funciona muy bien y la historia se crece a cada página. Sigue con una historia oscura, donde el negro es omnipresente, y donde la luz o simplemente el día, solo se ve a través de rendijas de luz, persianas, es una época de tinieblas y el autor lo vuelca en sus páginas. Dinámico, buscando nuevas formas de narrar en sus encuadres y composiciones, Oeming practica mucho en esta obra y la mayoría de las cosas funcionan. Como ejemplo sólo hay que tomar como consigue que las partes de DD Mau transmitan las sensaciones de miedo, derrota, de ese odio por su poder y sus efectos secundarios, notable.

Estamos ante una de los mejores cómics de superhéroes que se publican en la actualidad, no sólo por ser una deconstrucción del mito, sino porque hay batallas, misterios, superpoderes, hasta historias de amor, o algo parecido. Aleta continúa mimando a sus lectores trayendo obras independientes potentes, y eso siempre se agradece. Esperemos que quede mucho de ‘The Victories’ por disfrutar.


Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.