Inicio Noticias ‘The Unknown’, investigaciones paranormales a contrarreloj

‘The Unknown’, investigaciones paranormales a contrarreloj

1321

Los casos más extraños para la detective más peculiar. Mark Waid abandona sus queridos superhéroes para pergeñar ‘The Unknown’.

Uno de los más alabados guionistas norteamericanos firma el cómic, eso debería ser un buen motivo para comprarlo. ¿Quieres más? Misterios extraños tipo X Files, visiones extrañas y un ayudante/guardaespaldas capaz de leer a las personas mejor que Tim Roth en ‘Lie to me’.

UnknownV2_02_rev_021

Mark Waid se lía la manta la cabeza y monta una serie de la nada, ‘The Unknown’ une su amor por los misterios y los detectives y crea una pareja que junta podría igualar a Sherlock Holmes ( al que ya visitó en su propia versión: ‘Ruse’), pero con una diferencia abismal con el habitante de la calle Baker, se dedican a casos “sobrenaturales”. Si en ‘Boom Studios’ Waid “parió” dos grandes ideas como ‘Irredimible’ y ‘Incorruptible’, ambas muy relacionadas, el escritor continúa gozando de la libertad que la editorial independiente le otorga y pergeña productos que regeneran estereotipos, y crea otra vez personajes carismáticos e increíbles. Aquí mezcla la investigación, con visiones, personajes macabros, el señor de piel de tiza no es algo que nadie quiera ver al despertarse en medio de la moche, usa un poco de pulp con una secta y deja que el misterio avance poco a poco.

Nuestra protagonista es Catherine Allingham, la investigadora privada más famosa del mundo. ¿Qué la diferencia del resto de mortales? Una gran inteligencia y que su esperanza de vida es de solo seis meses. Acompañada por un ex gorila de bar llamado James Doyle, qué está dotado de una capacidad de observación increíble, se lanza a descubrir los misterios de la vida más allá de la muerte, ya que pronto le tocará conocerla, y al enemigo hay que estudiarlo.

The Unknown 3

El Arco recopilado en este tomo por Aleta es sólo el principio de la aventura, y Waid deja entrever muchas cosas, pero explica poco. Meterse con un misterio como el más allá y que hay después de la muerte es un lío bastante gordo, y no lo trata con profundidad, lo que puede ser su punto más flojo. Pero también deja entrever la temática de la colección, y descubrir el final del héroe antes de que recorra el camino podría ser contraproducente. Se lo deja entrever, se lo plantea, y lo deja con dos palmos de narices, como al lector. Un movimiento arriesgado que cada uno juzgará a su libre albedrío. Por parte del que suscribe me resulta pobre por falta de enjundia, pero entiendo que el postre se toma al final.

El dibujo de Minck Oosterveer es adecuado aunque un poco caricaturesco, lo que en ocasiones resta drama, pero cuenta con soltura la historia y no baja de nivel en ningún momento. Muy canónico sigue la estructura clásica de páginas y muestra lo necesario y se centra en contar la historia y crear gestos y acciones coherentes y reales, otra vez su forma caricaturesca entra en acción, pero en este caso añade plasticidad a la acción y fluidez.

portada the unknown 4-1

Y por si fuera poco las portadas de Eric Jones, que Aleta ha incluido en el tomo, resultan bellas y atractivas por su composición sencilla y la potencia evocadora de sus imágenes, un gran acierto. Para rematar tengo que decir que la introducción a cargo de Gale Simone no sé si es una declaración de amor o de envidia por Waid

‘The Unknown’ es como las mejores canciones de ‘The Misfits’, grupo de punk rock que usa la temática del horror y el cine de terror para su look y canciones, es rápida, intensa, pero no es profunda. Es una descarga rápida que te deja a ti el poso para que reflexiones, el hace el trabajo duro y plantea, a ti te toca darle al coco y darle sentido.