Inicio Cine ‘The Revenant’ la gran triunfadora de la 73ª edición de los globos...

‘The Revenant’ la gran triunfadora de la 73ª edición de los globos de oro

Compartir

Ayer se celebró la 73ª edición de los Globos de Oro, entregados por la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood y emitidos por la NBC.

Presentada por Ricky Gervais, quien reaparecía tras tres años del binomio formado por Tina Fey y Amy Poehler, la ceremonia transcurrió más recatada y controlada que años anteriores, en lo que al humor ácido del cómico británico se refiere. Con pocas sorpresas en el apartado cinematográfico y alguna que otra en el televisivo, la gala, como habitúa, dejó varios momentos propensos al GIF viral; la cerveza de Gervais, la mirada de DiCaprio hacia Lady Gaga o la aparición austera de Mel Gibson.

Antes de que Kate Winslet recogiese con gran sorpresa (no olvida cómo sorprenderse cada vez que le otorgan un galardón, aunque este sea evidente) su premio a Mejor Actriz de Reparto en Cine por su papel como Joanna Hoffman en Steve Jobs, y Maura Tierney lo hiciese a Mejor Actriz Secundaria en Serie, Miniserie o película para TV por su papel como Helen Solloway en The Affair, Gervais no se olvidó de Sean Penn y su entrevista con el ‘Chapo’ Guzmán, así como tampoco desperdició la ocasión para enviarle un detalle a Caitlyn Jenner, para proponer como solución a la desigualdad salarial entre mujeres y hombres los remakes como Los Cazafantasmas o para afirmar que Spotlight es la mejor película de la historia según el criterio de Roman Polanski.

steve-jobs The Revenant

La polémica en torno al rodaje de The Revenant, bajo la cual varios medios afirmaban que Leonardo DiCaprio fue violado por el oso con el que comparte varias escenas en plano secuencia y que FOX tuvo que desmentir con rapidez, también fue retratada, esta vez por Jonah Hill, antes de entregarle el premio a Kate Winslet, cuando, subiendo al escenario en el papel del oso, afirmó que “hay algunos jefes de los estudios a los que me gustaría atacar. No, sólo estoy bromeando”. Tras la breve intervención del intérprete, con más caras de circunstancias que sonrisas legítimas, distintos artistas aparecían y desaparecían de la palestra, primero con un sobre, después con un premiado, pero siempre ambos acompañados de la mano. Fue el turno de Rachel Bloom como Mejor Actriz Principal en Serie de TV – Comedia o Musical, por su papel en Crazy Ex-Girlfriend de la que también es creadora. El de la serie de Amazon, Mozart In The Jungle, que se alzó con el premio a Mejor Serie de TV – Comedia o Musical, y también para la británica Wolf Hall como Mejor Miniserie o Película para TV. Un trío de sorpresas ante toda una velada por delante, donde albergaron más decisiones inesperadas.

Oscar Isaac consiguió su primer Globo de Oro a Mejor Actor en Miniserie o Película para TV por su papel como Nick Wasicsko en Show Me A Hero, creada por David Simon para Showtime. El siguiente en subir a recoger su galardón seria Christian Slater como Mejor Actor Secundario en Miniserie, Serie o Película para TV por su papel en Mr. Robot. Galardón que precedió al discurso de Quentin Tarantino al recibir el premio para Ennio Morricone como Mejor Banda Sonora para The Hateful Eight, donde enalteció el nombre del compositor a la altura de los Mozart, Beethoven o Schubert. Y todo ello aderezado con la acidez controlada de un Gervais más comedido de lo habitual.

El turno de premiados en las categorías correspondientes a televisión guardaba uno de los momentos que más incredulidad crearon en la platea; el galardón a Lady Gaga como Mejor Actriz en Miniserie o Película para TV por su interpretación en American Horror Story: Hotel. Después de poner el broche final a Mad Men, entregándole el Globo de Oro a Jon Hamm, como Mejor Actor Principal en Serie TV – Drama por su Don Draper, y vender aún más Mozart In The Jungle con el premio a Mejor Actor Principal en Serie TV – Comedia o Musical para Gael Garcia Bernal, todas las miradas fueron a parar a la artista poseedora de siete Grammys. Con este Globo de Oro amplía sus vitrinas y se lanza al que, según sus declaraciones post-miradita-de-Leo-DiCaprio, “siempre ha sido mi sueño”. También fue La Noche para Taraji P. Henson, Mejor Actriz Principal en Serie TV – Drama por Empire, y para Mr. Robot que, tras el galardón a Slater, se confirmó como la nueva sensación de la Academia de Prensa Extranjera, gracias a su premio como Mejor Serie TV – Drama.

Si en televisión se reservaron a Lady Gaga para mediatizar, aún más, la gala, en cine tampoco se quedaron cortos, aunque supieron disimularlo mejor. Después de entregarle el premio a Matt Damon como Mejor Actor Principal en Cine – Comedia o Musical por The Martian, y confirmar a Inside Out como la película de animación del año con su correspondiente Globo de Oro, todo el mundo se levantó de sus lujosos asientos, con sus lujosos vestidos y trajes ceñidos al cuerpo para aplaudir al unísono a uno de los iconos más imponentes del cine de acción; Sylvester Stallone. Y es que, el célebre Rocky subió a recoger el premio como Mejor Actor Secundario en Cine – Drama, gracias a su interpretación en Creed, junto a Michael B. Jordan. Merecido o no (algunos dicen que más lo merecían Paul Dano por Love & Mercy, o Idris Elba por Beasts Of No Nation), la Academia de Prensa Extrajera de Hollywood no dudó en reconocer el inmenso trabajo de un mito del cine contemporáneo, aunque a muchos no les seduzca la idea.

marte operacion rescate

Los platos fuertes llegaron después del nombramiento de Denzel Washington como nuevo premio Cecil B. Demille a toda una carrera cinematográfica, y otro de los momentos más agudos de Gervais; su pugna dialéctica con Mel Gibson, que acabo con las risas de la platea ante tan irreverente intercambio de pullas. Algo agradecido, sin duda, pues si de algo ha carecido esta 73ª ceremonia es de momentos amenos y con ritmo. Aaron Sorkin recogió el premio a Mejor Guión por Steve Jobs, después de que una premonitoria Winslet le llamara “loco” por escribir diálogos largos e imposibles de aprender con facilidad. Algo que le ha servido para alzarse con su segundo Globo de Oro, después del conseguido en la misma categoría con The Social Network. Writing’s On The Wall, rubricada por el joven y talentoso Sam Smith para Spectre, se hizo con el Globo de Oro a Mejor Canción Original, superando a See You Again, de Fast & Furious 7 o One Kind Of Love, de Love & Mercy, para mayor controversia de la prensa, quien esperaba con los brazos abiertos otro homenaje a Paul Walker, como el que le brindó Vin Diesel recientemente.

Y como la espuma de mar que se va diluyendo para permitir el paso del sol hacia las profundidades, llegaron los premios más esperados y previsibles de la noche;

Mejor Película de Habla No Inglesa:

  • Son Of Saul, de László Nemes.

Mejor Actriz – Comedia o Musical:

  • Jennifer Lawrence, por Joy.

Mejor Actor – Comedia o Musical:

  • Matt Damon, por The Martian.

Mejor Actriz – Drama:

  • Brie Larson, por Room.

Mejor Actor – Drama:

  • Leonardo DiCaprio, por The Revenant.

Mejor Director:

  • Alejandro G. Iñárritu, por The Revenant.

Mejor Película – Comedia o Musical:

  • The Martian, de Ridley Scott.

Mejor Película – Drama:

  • The Revenant, de Alejandro G. Iñárritu.

Unos Globos de Oro donde Alejandro G. Iñárritu se corona por segundo año consecutivo, después de arrasar en 2015 con Birdman, y se postula como uno de los mejores directores de la última década. Donde Leonardo DiCaprio volvió a situarse en el foco mediático como favoritísimo al Oscar. Donde The Martian triunfó en una categoría donde no debería haber sido nominada (había que premiar a Scott después del desastre de Prometheus), y donde The Revenant hizo justicia a costa de grandes películas como Carol (Todd Haynes), Room (Lenny Abrahamson), Mad Max: Fury Road (George Miller) o Spotlight (Thomas McCarthy).

A continuación os dejamos una pequeña entrevista a Alejandro G. Iñárritu en la que habla acerca de The Revenant junto a Emmanuel Lubezki