Inicio Cine Críticas de cine

The Morning Show: Así es la serie más cara de la historia

¿Es buena The Morning Show, la serie más cara hasta la fecha? Recopilamos algunas críticas de aquellos que han podido verla.

Hasta que se estrene El Señor de los Anillos de Amazon, la serie The Morning Show tendrá el récord de ser la más cara. Parece que a Apple TV no le ha importado gastarse 300 millones de dólares para tener un gran reclamo de su plataforma de streaming.

Protagonizada por Reese Witherspoon, Jennifer Aniston y Steve Carell, The Morning Show trata sobre un programa de noticias matutino desorganizado después de que el presentador principal Mitch Kessler (Carell) sea acusado de agresión sexual y despedido, dejando a su compañera de toda la vida Alex Levy (Aniston) para recoger las piezas y luchar para permanecer en su posición. Witherspoon, quien fue productora ejecutiva junto con Aniston, interpreta a Bradley Jackson. Una periodista conservadora de un pequeño pueblo que lucha por su propio papel en el programa. La serie, que también está protagonizada por Mark Duplass y Billy Crudup, es parecido al escándalo real de Matt Lauer y su despido del programa Today.

Noticia relacionada
Confirman un reboot femenino de la mítica serie Kung Fu

The Morning Show: Así es la serie más cara de la historia

Primeras críticas de la serie:

  • Los espectadores no necesitan estar familiarizados con la agitada historia creativa del programa, creada por Jay Carson y luego reemplazado por el showrunner Kerry Ehrin. Para estar al tanto de la serie que lucha y se tambalea para encontrar su enfoque, tono y actitud hacia sus personajes principales. El primer episodio es brutalmente aburrido, el segundo serpenteante y hay que esperar al tercero para que sea más satisfactorio y seguro.
  • El tercer episodio apunta a una serie en la que Jennifer Aniston, Reese Witherspoon y Billy Crudup podrían hacer que fuera divertida de ver. Pero para lo que supuestamente es uno de los programas más caros en la historia de la televisión, y para lo que sin duda es un programa fundamental en las Guerras de Streaming, uno de cada tres todavía no es lo suficientemente bueno para una recomendación.
  • Parece que podría haberse transmitido por televisión en cualquier momento en los últimos 15 a 20 años, siempre y cuando la blasfemia se redujera, haciendo comparaciones con The Newsroom, pero es Sorkin sin Sorkin, sin el diálogo ágil, la retórica altísima o cualquier intento de discutir por qué alguien debería preocuparse por el futuro de este espectáculo.
  • Con The Morning Show, los espectadores pueden pensar que sus historias son diferentes a las de los demás, pero no lo son. Tampoco se cuentan lo suficientemente bien como para hacerlas. El programa y el servicio no necesitan existir, y hasta ahora no justifican esa existencia.
Noticia relacionada
Crítica a The End of the Fucking World 2: lo sobrio, mola

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of