Series de televisión / The Crown: La familia real no está feliz con la cuarta temporada
Netflix Series de televisión

The Crown: La familia real no está feliz con la cuarta temporada

The Crown: La familia real no está feliz con la cuarta temporada

Los príncipes Carlos y William se expresaron después del estreno de la cuarta temporada de The Crown y fueron muy críticos con la exitosa producción de .

Desde su primera temporada, The Crown se convirtió en un gran éxito de Netflix. La serie se encarga de mostrar el detrás de escena de una de las familias más poderosas del mundo, y los fanáticos la aman. Desde su estreno en 2016, la ficción causa polémica por las impactantes revelaciones que hace sobre el reinado de Isabel II. La cuarta temporada, que se estrenó hace muy poco, siguió esta misma línea y causó revuelo por abarcar la conflictiva relación entre el príncipe Carlos y la princesa Diana.

En las últimas horas, tanto el heredero del trono como su hijo se expresaron en contra de los nuevos capítulos. Si bien no hicieron declaraciones públicas, el medio Daily Mail informó que fuentes del Palacio de Buckingham revelaron que el príncipe de Gales se quejó porque «muchas de las cosas que se representan no se ajustan a la verdad». Su imagen fue una de las más afectadas a lo largo de los 10 episodios.

«Esto es drama y entretenimiento con fines comerciales, que se hace sin tener en cuenta a las personas involucradas. Es arrastrar cosas que sucedieron en tiempos muy difíciles hace 25 o 30 años sin pensar en los sentimientos de nadie», fueron las palabras de Carlos según el periódico británico.

Tal vez te interese: The Crown: Cosas que tener en cuenta antes de ver la cuarta temporada

La palabra de los hijos

William, uno de los hijos que tuvo con Diana y el segundo príncipe en la línea sucesoria, opinó en el mismo sentido que su padre y según pudo recoger The Times, está bastante furioso con la serie The Crown porque piensa que su familia está siendo «explotada para ganar dinero». Daily Mail también agrega que el primogénito de Lady Di «cree que aparecen representados de una forma falsa y muy simplista».

Aunque se trate de una serie basada en la realidad que cuida los detalles, los productores se encargaron de aclarar que es una ficción y no un documental. Sin embargo, a la familia real le cayó muy mal la cuarta temporada de The Crown y no tardaron en dar a conocer su descontento. Por su parte, la prensa inglesa también crítico fuertemente los nuevos episodios y asegura que esta temporada logrará que la ficción deje de ser creíble.